Buick deja de ser medio alemán, para volverse ¡medio chino! Pero igual, para los viejitos.

Durante décadas, dos divisiones del “General” compartieron líneas y gamas. Buick en los EEUU y Opel en Europa, usaban muchos elementos -y enfoques- en común.

2019-buick-regal_100664448_l.jpg

Hoy, tras haber vendido GM su filial europea a Peugeot, es la marca francesa la que hereda todo lo bueno que pudo haber tenido la marca alemana.
Y deja a la marca americana a que se rasque con sus propias uñas.

O bueno,  con uñas chinas. Porque se está haciendo obvia una reorientación de la marca más conservadora del General. Tradicionalmente, Buick repetía los diseños de las otras marcas del gigante pero metiéndoles un tono conservador, pues estaba estratégicamente posicionada para atacar al mercado de los viejitos.

De cada generación, Chevrolet era para los jóvenes o para los más pobres; Pontiac era para los más nacos (las cosas hay que llamarlas por su nombre) y se cuenta que P O N T I A C  significaba “Poor Old Nigger Thinks it’s A Cadillac”. (Pobre naco cree que es un …)

Oldsmobile era para “jalar” hacia arriba conforme maduraban o tenían más lana los jóvenes ex-Chevrolet. No funcionó y fue la primera en quebrar.

Buick, como ya dijimos, era la marca para los mayores de 60 o, en todo caso, los más conservadores en gustos y preferencias.
De hecho, se promocionaban en eventos de la tercera edad.  Y Cadillac se dedicaba a demostrar- a veces con éxito o a veces sin-  que GM sabía hacer autos de lujo.

buick-avista-concept_100541852_l

Hoy, la realidad los descara y Buick anuncia modelos exclusivos para el mercado chino -y fabricados localmente. Diciéndoles a los chales de “edad madura” que sus diseños son juveniles y atrevidos (que ni ellos se la creen) enfocan sus baterías sobre pura cabecita canosa.
Si bien este concepto que mostramos (diseñado por un chino) se ve muy moderno y atrevido, ya en su ejecución le bajarán el tono, para que la idea se quede, pero el coche no.