Nissan y Renault “reacomodan” su alianza

Firman un nuevo acuerdo que rompe la estructura “dictatorial” anteriormente establecida por Carlos Ghosn

 

En una reunión en Japón, los principales directivos de ambas empresas llegaron a un acuerdo de modificar las reglas y la estructura que implantó el ahora expulsado Carlos Ghosn.

Éste ha quedado liberado de la prisión japonesa y aunque omitió hacer comentarios, se espera que argumente en su favor sobre su lío fiscal.
Las acusaciones en su contra se rumora que fueron sembradas subrepticiamente por alguno de los empleados de la empresa nipona, a fin de zafarse del férreo control del carismático líder ahora caído en desgracia.

Lo que realmente irritaba a la empresa y gobierno japoneses era que Ghosn (cuya empresa francesa es comparativamete mucho menor que la nipona) podía tomar decisiones propiamente internas e intranacionales gracias a su minoritario porcentaje accionario, pero con una estructura invasiva que él mismo había montado.

El principal cambio es que ahora el nuevo presidente de la Alianza (un francés) solo lo será de esa alianza, mas no de cada una las empresas miembros como era antes.

O más exactamente, Nissan tendrá su propio “chairman” (el “hombre de la silla” en lenguaje empresarial, o sea, el que toma las decisiones) y tomará sus propias decisiones. Ghosn era “chairman” de todo, alianza y las tres compañías.

Se dice que también habrá un reacomodo de las asignaciones accionarias, que se espera reflejen más verazmente la relevancia de cada una de las empresas.

Mitsubishi, el tercer miembro y el más pequeño de los tres socios, no intervino, si bien se sabe que Ghosn pensaba usarlo como punta de lanza para tomar un todavía mayor control.