¡Qué vergüenza! Cuando haces un coche no para que sea el mejor, sino solo para que sea “el más caro”

Bugatti presentó La Voiture Noire (“el coche negro” en francés común) en Ginebra

b

Un tributo al célebre Atlantic  Tipo 57 SC que “se perdió” durante la II Guerra Mundial. (Lo ha de tener una familia nazi en un rancho en Argentina).
A pesar de que tiene qué presumir, la marca prefirió denominarlo simplemente como el auto más caro del mundo.

0

Se vendió ya en 16.5 millones de Euros (unos 300 millones de pesos, pónle o quítale algunos millares) porque trae SEIS tubos de escape y luces de freno triple ancho que se iluminan diciendo “Bugatti” por abajo, por si no te has dado cuenta.
Igualito traía un Pontiac en los 70:
Por cierto, el significado de las letras de Pontiac es:
“Poor Old Nigger Thinks It’s a Cadillac”.
La de Bugatti signific… ¡no! ¡Chit!
¡Nos mandan matar!
(Si este ya lo compró un jeque con sable, uno nunca sabe…)

Y este Bugatti (casi nos atreveríamos a decir que todos los actuales) es también para un público ignorante que no sabe qué hacer con sus millones.

Ah, no, porque este trae un motor W16 de 1500 caballos y 1300 libras/pie.
Así sí vale esa lana, ¿o no?

c

Hmm… ¿un jeque o un nazi?
¿Lo habrá comprado un nieto del general alemán que se voló el otro en 1944?
Para completar su colección, digamos.
O un jeque para pasear por el desierto con su nueva favorita (al cabo que la cambia diario).

Anuncios