Anuncios

El Porsche “Olvidable” cumple Medio Siglo… y nadie lo pela.

Porsche decidió no hacer fiesta alguna para celebrar, o bueno, siquiera conmemorar los 50 años del 914

914 show

A excepción del museo de la marca, donde le pusieron un letrerito al ejemplar azul que guardan, no ha habido festejo de alguna clase, ni entre sus persistentes dueños que lo que les gusta es reunirse para echarse unas chelas sobre el pastito.

Y es que este coche, del que yo tuve mi primera impresión con el de color amarillo que tenía mi querido amigo dentista, Antonio Ortega, allá en la Ciudad de México y allá hace muchos años.

Otro primo también tuvo uno, pero como había entrado ilegalmente al país, se conformó con ponerlo y usarlo como mesa de centro en su casa.
Con botanas y todo.

El problema con el malogrado 914 fue que se trató de un desarrrollo “conjunto” con Volkswagen, y eso le dio en toda la torre.
En realidad, era innovador (aunque tibiamente porque les salió feo) con su motor a medio cuerpo.

Su culpa fue tratar de atraer “gente normal” que no quería un auto de competencia sino solo quería presumir “la marca” (como hay tantos hoy en día comprando “otras” marcas alemanas) ni superpotencias ni meterlo a pistas, así que con sus maquinitas literalmente arrebatadas a un buen “vocho” (apócope de VW, ¿o debería ser “bocho”, gentilicio de alemán?) ligeramente adobadas para que sonaran bonito, pues cayó pronto en el olvido.

Y ahí sigue.

                                                                            Gabriel Novaro

@PorscheMexico

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: