Anuncios

China ya no se roba diseños, los crea.

Una oleada de diseñadores es acaparada en el gigante asiático.
Ya hay más que en Detroit, Turín o Frankfurt

alibaba-saicauto-sales-statistics-china-geely_vision_x6-suvbaic x55

No sé si les ha pasado, pero ahora cuando miro un auto chino, me lo quedo viendo dos veces. Antes les encontraba su “fuente de inspiración” en modelo europeos o americanos. Hoy, comienzan a explorar pautas y establecer tendencias que las demás marcas comienzan a mirar con antojo. Atraídos por jugosos sueldos mucho más altos (en dólares) y la oportunidad de dejar su huella en toda una línea de vehículos– los diseñadores de Audi, Bentley, Volvo, BMW y hasta Rolls Royce son algunas de las marcas de prestigio desde donde se están mudando a marcas (y ciudades) de las que antes ni habían escuchado.

Durante décadas, el principal enfoque para los productores automotrices de China fue su creciente mercado interno, donde las familias chinas compraban automóviles a un ritmo vertiginoso.
Si acaso exportaban, era a mercados emergentes, donde lo más buscado eran autos baratos. Pero ahora su mercado ya no tiene tanta hambre  y les toca competir a una escala global
Recientes sondeos de calidad realizados por J.D. Power apuntan a que prácticamente se ha cerrado la brecha en los estándares de producción y calidad entre autos chinos y extranjeros.
Ahora, ya pueden ponerse al ataque en cuanto a diseño.
Un ejemplo es el tataranieto de Ransom E. Olds, quien  fundó Oldsmobile a fines del siglo 19. David Hilton ahora trabaja en GAC Motors a cargo de la estrategia de productos.
En China los montos para inversión parecen no tener fondo.
El inacabable capital financiero de China ha surgido como un imán para los mejores talentos en la industria automotriz. Incluso marcas tradicionales como Ford Motor Co., General Motors Co. y Volkswagen AG se cuentan entre los que ahora diseñan vehículos aquí.
Chery Automobile Co. nombró a Kevin Rice, ex diseñador británico de BMW y Mazda, como su director de diseño; Great Wall Motor Co. se pirateó al británico Phil Simmons de Land Rover y FAW Group Co. contrató al también británico Giles Taylor, de Rolls-Royce, para dirigir el cambio de look de Hongqi, su marca de lujo.
Geely Holding Group Co. desde hace siete años contrató al británico Peter Horbury, anteriormente en Volvo Cars y Ford, como su director de diseño, con lo que mejoraron considerablemente sus diseños.
La llegada a BYD Co. de Wolfgang Egger, ex diseñador alemán de Audi y Alfa Romeo,a principios del 2017 generó resultados similares. Tras años de ventas deslucidas, BYD vendió 21 % más autos en 2018.

¡Y 21 % a los niveles de lo que se vende en China es un chorrísimo de coches!

“Ha habido un cambio enorme”, dijo el diseñador británico Anthony Williams-Kenny, quien el año pasado  se convirtió en diseñador titular en Zotye Auto, una armadora relativamente pequeña que está iniciando una empresa conjunta de autos eléctricos con Ford. “Ahora hay un entendimiento de que el cliente ve más allá que un solo producto: se están fijando en la marca y en la imagen”.

Los clientes parecen estar impresionados con los nuevos diseños. “El diseño exterior de este auto es fantástico”, comentó Jason Huang, de 37 años, empleado de una compañía de reclutamiento de Beijing, quien compró una SUV Roewe RX5 de SAIC (arriba, la blanca)  el año pasado.
“Antes, todos los autos nacionales lucían iguales, los diseños eran simples imitaciones”, recordó, añadiendo que halló que la RX5 de 24 mil 500 dólares era comparable con cualquier auto extranjero de cerca de 40 mil dólares.

bydsaic

Algunos diseñadores ahora están empezando a darles a sus autos características de diseño chinos. Bajo Horbury, los autos de Geely ahora portan una parrilla de aros concéntricos que asemejan “ondas de agua”, un motivo chino tradicional, mientras que los autos de BYD cuentan con un diseño delantero creado por Egger conocido como “Cara de Dragón”.
Los diseñadores extranjeros destacados pueden esperar ganar el doble en China que lo que percibirían en Estados Unidos, pero la oportunidad de desarrollar una marca nueva a partir de cero es el mayor atractivo, afirmó Hilton.

profile_04

Como todo en China, el ascenso de los diseñadores está sucediendo a paso acelerado. Uno de los colegas chinos de Hilton apenas tiene tres años trabajando como diseñador, pero ya ha diseñado cinco autos.
“Después de tres años, yo aún estaba haciendo llantas”, narró Hilton.
Además de contratar a extranjeros experimentados, muchas
compañías automotrices chinas están invirtiendo fuertemente en establecer estudios nuevos en centros globales de tecnología y diseño. Al menos seis tienen estudios en California, entre ellos BYD, GAC y Geely.
Jason Hill, ex diseñador para Porsche que ahora imparte diseño automotriz en el ArtCenter College of Design, en Pasadena, California, donde estudió nuestro destacado miembro fundador Carlos Sánchez (ahora en italDesign) señala que las armadoras chinas ahora patrocinan programas del ArtCenter y contratan activamente a sus alumnos, muchos de los cuales ahora provienen de China.

http://www.motoryvolante.com/agencias

Anuncios