Anuncios

A Prueba: Lincoln MKZ Híbrido

La Eficiencia no está peleada con el Lujo

DSC_0248

 

Durante muchos años el consumidor debía voltearse a buscar en los europeos si quería un auto que conjugara muchas cosas como lujo, seguridad y confort.
Realmente, no es que la oferta fuera inexistente, pero era difícil reunir muchos atributos, siguiendo aquella frase de “el que mucho abarca poco aprieta”.
Si querías ir cómodo debías sacrificar la parte deportiva, si buscabas seguridad sacrificabas costo y así con cada una de las ecuaciones que se les ocurra.
El caso es que Lincoln era de las pocas marcas de este lado del charco con capacidad de ofrecer una gran cantidad de atributos a un precio razonable, la famosa frase “el mejor valor por tu dinero”.

DSC_0263.JPG
Salvo los Lincoln que había visto en televisión, ese era todo el contacto que había tenido hasta ahora y vaya que salí sorprendido, no solo por lo obvio que sería el esplendor de su interior, sino también por su capacidad de uso diario y en carretera.
Al ubicar al MKZ dentro del universo automotriz, antes alcanzaba con decir un sedán. Hoy habría que indicar que es uno de lujo, porque nos enteramos no hace mucho de que hay sedanes compactos (¿que acaso no es una contradicción?), deportivos, etc. y, bueno, para el particular, sería un sedán de lujo e híbrido.

DSC_0286.JPG

Así que vayamos por partes, como en una buena cena de degustación tenemos varios “tiempos” a los cuales prestarles atención.
Es que cumple con varios aspectos, pero principalmente otorgando un buen valor por tu dinero, ya que es un auto cómodo para transportarte tanto en ciudad como en carretera, es seguro, bien equipado, con elegancia y lujo, pero sin olvidarse de la eficiencia y practicidad.
Tiene varios atributos que lo dejan por encima de algunos de sus competidores, no solo de los híbridos sino también en el segmento de los sedanes y, además, ofrece ciertas cosas que solo puedes verlas en los “Premium” de siempre, pero por mucho más dinero.
La cabina se cuece aparte, considerando la disposición del tablero y los botones, pero también con la ausencia de palanca selectora de velocidades. Únicamente mediante botones puedes escoger entre “P – R – N – D”. Así de simple.

DSC_0305
El sistema SYNC es por demás intuitivo y fácil de operar, touch y permite ir viendo incluso el modo en el que te trasladas.
Claro que nos gustaría ver algunas cosas como sensores de estacionamiento delanteros o quizás un head up display, pero realmente son accesorios y por demás a gusto del consumidor (en este caso yo), que en virtud de varios extras que trae de serie, me gustaría terminar de complementarlo con algunos accesorios.

El año pasado probamos el Ford Fusion híbrido, que no podemos negar es el primo lejano y con quien comparte algunas cosas este MKZ. Esa era una buena opción, pero como era de esperarse, este está un peldaño por encima en el andar, lujo, materiales, acabados y hasta en cómo funcionan juntos el motor y la caja (algo que no nos gustó tanto la otra vez; cuando usábamos el control de crucero parecía desconcertar al sistema).

DSC_0298.JPG
Con un motor de tan solo 2 litros de desplazamiento y 4 cilindros con ciclo Atkinson, sorprende por el desempeño. Como dijimos, no es un deportivo, pero no se siente lento ni sonso y la transmisión es electrónica variable adaptativa (eCVT) que hace una mancuerna ideal para poder usarlo en ciudad y en carretera. En total, contamos con 188 caballos de fuerza y 129 libras pie de torque.

DSC_0299.JPG

Para recargar las baterías no es preciso conectarlo a ningún lado, ya que el MKZ recurre a un sistema de frenado regenerativo, que alcanza a reutilizar hasta un 90% de la energía producida al accionar el pedal del freno para detener el vehículo.
Lo mejor es que podemos ir hasta 120 km/h con el puro motor eléctrico (moderando cuánto lo presionamos para alcanzar esa velocidad).
Los consumos que registramos fueron de 14 kilómetros por litro en ciudad o el equivalente a 7.14 litros cada 100 kilómetros recorridos. Sumamente decente y hasta en exceso, considerando el peso del auto y que no íbamos cuidando la cifra de consumo, más bien disfrutando el paseo.
En el exterior, es agradable ver que los escapes son reales y no simplemente unas salidas simuladas como en otras marcas. Lo que sí nos gusta es que su cajuela es eléctrica, pero nos deja un poco de duda el accionar de los motores al cerrarse. Quizás sea un tema de ajustes.
Sorprende también que su cajuela en dos niveles (para alojar a las baterías) sea capaz de almacenar una buena cantidad de bultos y maletas sin mayores problemas. Como en todas las cosas de la vida, la barrera está en nuestra cabeza y a simple vista pensamos que no caben, pero la práctica nos demuestra lo contrario.
Detalles como que se enciendan sus luces al acercarse y que un logo de la marca ilumine el acceso a la puerta principal se agradecen, porque lejos de ser algo burdo, te confirman por qué elegiste al MKZ.

 

DSC_0310DSC_0319
Claro, si esperas un manejo deportivo puedes sentirte un poco decepcionado, pero como dije antes, no es la idea o concepción del MKZ. Lo que busca es algo totalmente opuesto y va de la mano de hacerte sentir especial, no por ir salvando árboles mientras manejas, sino más bien por la disposición y lo relajante y silencioso del habitáculo. Realmente irás tan cómodo como en una sala de lujo y si su pantalla fuera más grande, sería como una sala de cine VIP.

DSC_0311

 

En el apartado de seguridad, no podía ser de otra manera que el MKZ obtuviera un total de cinco estrellas en las pruebas del NHTSA. Además de las bolsas de aire (8), asistentes y sensores, en caso de una colisión este auto te protegerá como es debido.

Lincoln-MKZ-2017-1280-04
Expresar sensaciones de manejo es difícil en palabras, pero si tuviera que limitarme diría que es placentero, porque te permite usarlo en ciudad sin batallar con el auto start/stop y sin tener 500 caballos de fuerza, puedes ir en carretera con cuatro adultos más equipaje a buen ritmo y sin necesidad de preocuparte por el consumo.
Todo esto puede ser tuyo por $725,000 y, si no cambian los planes, puedes tener tu Lincoln orgullosamente fabricado en México.

@FordMx

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s