Anuncios

Fotoespionaje: ¡Así vendrá el GOLF 2020!

La octava generación del Volkswagen más popular en el mundo ya está en pruebas y fue descubierta sin camuflaje.

Rara vez podemos ver a un nuevo modelo de auto “sin disfraz” con tanta anticipación.
Al parecer, los ingenieros de Wolfsburg, que saben que los cambios más importantes vendrán bajo el cofre y en el tablero, optaron por ser menos cuidadosos con el secreto del modelo que iniciará su producción a mediados del año próximo.

Estéticamente no se aprecian muchos cambios, aunque la caja (la jaula del habitáculo, que es la pieza PRINCIPAL del auto, digamos el centro y ancla de su estructura) es distinta, como se puede apreciar en los “hombros” del poste C. Sigue fundamentada en la polivalente plataforma MQB, desde luego. Pero para acabar pronto, el Mk8 es más largo y más ancho que el Mk7.

Desde luego, se usó una “mula” Mk7 como base, pero solo como base.los dos.png

Los cambios, sin embargo, son sutiles y solo podrán detectarlos quienes tengan ojos de águila o sepan “estirar” elementos. Para la mayoría, parecerá que no trae cambios respecto de la generación actual. Es a propósito, pues se guardarán para el último minuto lo que resulte más diferenciador. Por ejemplo, se muestra con faros y calaveras del actual y cosas así.

El punto es este: usan una mula del casco ya existente, pero le meten segueta y soldadura porque algunos NUEVOS elementos no “encajan”. El techo termina ligeramente más atrás, la fascia es de boca más ancha; el ángulo piramidal visto desde atrás parece más acentuado (aunque esto es opinión subjetiva de un colega alemán mirón desde la orilla del Ring donde lo probaban). O sea, seguramente trae un eje trasero más ancho.
Pero claro que utilizan calaveras, manijas, brazos, tirantes, asientos, tablero y mil piezas ya existentes, donde todavía se puedan acomodar.
Pero un motor híbrido como el previsto necesita soportes, enfriamiento, controles y arneses distintos.
Los lienzos finales todavía ni existen.
Estamos todavía a 14 meses (¡más de un año!) del inicio de producción.

O sea, bobos no son y se guardan lo mejor para el momento estrella, para el que falta poco más de un año.

Pero sí hay cambios, y muchos.
No cabe duda que a lo largo de estos próximos 14 meses ya se les irán ocurriendo mejoras estéticas que lo diferencien del Mk7 sin alterar su apariencia básica.

1.png

De lo que se escucha, han logrado una reducción del peso (del orden de los 50 kg) y una gama de motores que incluirán, como PIEZA CENTRAL, motores híbridos a 48 voltios donde el motor eléctrico será más bien un medio para ahorrar combustible, más que para alcanzar más potencia.

4

En el cofre abierto no pudimos apreciar mucho, está muy complejo y todavía enredado con equipo de medición. En la cabina destaca una pantallota digital (todavía mal acomodada) para las funciones principales, aparte de un espacio al centro para otra, más chica, para el “infoentretenimiento”.
El auto capturado en las fotos es automático, pero sin duda habrá versiones manuales.

5.png

La empresa está invirtiendo más de $2,500,000,000 de Euros (multiplícalos por 22, más o menos, para convertirlos a pesos) en su planta principal y se estima que el arranque de su producción ocurrirá en junio de 2019.

3.png
@Volkswagen_MX
#motoryvolantelocachó

Anuncios