Anuncios

Estampida de leones: la nueva gama SUV de Peugeot

Primer Contacto

(Te sugerimos leer la nota completa en la revista,

con más detalles y fotografías)

 

 

En un marco inigualable y comenzando de la mejor forma este 2018, Peugeot de México presentó su nueva gama de SUV para el mercado local.

Como bien lo dice el título, una verdadera estampida de leones provenientes de los modelos 2008, 3008 y 5008.

Peugeot-5008-2017-1024-01.jpg

Ustedes se preguntarán cuánto tienen de nuevo y es por eso que aquí estamos para contárselos; se presentaron los antes mencionados y tuvimos oportunidad de conducirlos lado a lado.

Cierto es lo que indicó el Director General de Peugeot México, Igor Dumas, al respecto del segmento de las SUV que, por cuarto año consecutivo, han presentado un crecimiento en ventas y que cada día su rebanada del mercado aumenta.

Los planes estratégicos de la marca francesa no son ajenos a la realidad del mercado y es por eso que buscan sobre bases firmes un lugar de privilegio. Y, para nosotros, vaya que lo están logrando con la multipremiada 3008 (que ya en su momento les trajimos la prueba de manejo) y también ajustando el resto de su cartera de productos a las necesidades del público local.

Peugeot-5008-2017-1024-4b.jpg
Este esquema se mantiene sobre cuatro pilares fundamentales: posicionamiento de la marca, productos de calidad, mejora de la experiencia de compra junto con la calidad de servicio y enfocarse en la satisfacción total del cliente.

Para lograrlo, cuentan con herramientas como diferenciadores en sus productos (calidad, consumo, emisiones, modernidad, seguridad); productos como la 3008, Expert y motores eficientes, una recientemente modernizada red de distribuidores que cubre el 95 % del país y la confianza de ofrecer no pagar el servicio si el cliente no está satisfecho (por más increíble que suene, en promedio hay menos de un reclamo por cada mil unidades atendidas).

Peugeot-2008-2017-1024-05.jpg

El relanzamiento de la 2008 tal cual la conocíamos implica darle la identidad de imagen que han tenido los últimos leones presentados, como son su parrilla, luces de led, traseras tipo garra y los que realmente (en nuestra opinión) son diferenciadores que son la calidad de los materiales empleados y su ensamblaje (respecto de la competencia en el segmento), nuevo conjunto de motor y caja de velocidades, cuatro bolsas de aire y el ya famoso tablero y volante.

Es importante destacar este motor PureTech de 1.2 litros de desplazamiento y 3 (sí, tres) cilindros que generan 110 caballos de fuerza y 150 libras pie de torque, que son más que suficientes para desplazar la masa y brindar un consumo promedio de 23 kilómetros por litro.

Peugeot-2008-2017-1024-d7.jpg

Dejando de lado las cifras, les daré mis impresiones al manejarla, en donde la visibilidad y posición de manejo es sumamente buena y cómoda.

Como explicamos el “i-Cockpit” es la disposición del tablero en forma más horizontal que lo común, con forma futurista si se quiere (que ha logrado fanáticos y detractores) pero que, sobre todo, está pensado para facilitarle más al conductor ver y alcanzar las cosas.

No es simplemente una disposición de instrumentos, sino más bien un concepto que, según el modelo, englobará desde pantallas, head up display, consola central, palanca de velocidades y hasta la ausencia de botones en el tablero. Sin duda, revolucionario y sobre todo práctico. Quizás para algunos los controles del aire acondicionado estén un poco lejos.

Peugeot-2008-2017-1024-b0.jpg

Junto con esto, incorporan lo que para mí es lo más agradable, un volante de pequeñas dimensiones, recortado por debajo, con un muy buen grosor y materiales de calidad, porque al final del día es con lo que más tienes contacto y es una de las formas que tiene el auto de comunicarse contigo.

Una palanca de cambios con recorridos largos (que en este caso no veo mal, ya que no es un deportivo) y un embrague sumamente suave y con recorrido que no vuelve cansado el paso por el tráfico.

Si no fuera porque ya sabíamos de antemano de este nuevo motor, diría que es un cuatro cilindros, porque no se siente ninguna falta de potencia ni empuje. Es un motor de bajo desplazamiento, pero no por eso malo o carente de lo que hace falta para llevar a tres personas de considerable peso a ritmos vigorosos por la carretera.

Peugeot-2008-2017-1024-ed.jpg

En un tramo controlado, íbamos a la par del resto de la gama (3008 y 5008) sin ir sudando la gota gorda, sin problemas alcanzamos los 160 km/h (y tenía para más) pero ya se sentía “ligera” como si flotara y es que, claro, no está pensada para eso, pero está bueno saber que lo puedes lograr.

Casi imperceptible es el turbo lag; estuvimos revisando, pero no encontramos en la información que tenían en ese momento la cifra de presión (BAR) que tiene el turbo, pero ha de ser de 1.5 o menos (claro, el turbo también es chico) para que sea lo suficiente ágil para entregar su empuje sin tener esa demora que tanto molesta. Según la ficha técnica, su peso es apenas superior a los 1,300 kg, lo que nos da una relación de peso potencia muy decente.

Cuesta arriba y cargados solo necesitamos de un rebaje de velocidad para poder rebasar sin problemas. Claro, no tendrás el empuje de un GT, pero tampoco la zozobra de emprender un adelantamiento y quedarte como si nada a mitad de la maniobra.

Buen consumo de gasolina, pensando que íbamos más rápido y mezclados entre 5008 y 3008 apenas gastamos un cuarto de tanque (12.5 litros aprox.) en recorrer casi 100 km; nada mal considerando que no íbamos cuidando el consumo.

Con un valor de $325,900 para la versión manual y de $345,900 la automática, podrás ser parte de la familia Peugeot, o como dijo un colega entrar al mundo de los autos Premium.

Por el precio que se ofrece, es una buena opción para la ciudad y viajes de carretera de familias en proceso (es decir, jóvenes), ya que su capacidad de carga es razonable, sumamente eficiente y podrán acomodar a dos personas más en los asientos traseros.

Quizás valdría la pena explorar por parte de Peugeot traer otras versiones que se comercializan en Europa con Grip Control y distintos modos de manejo para los que son más intrépidos.

Peugeot-2008-2017-1024-b7.jpg

Después de una hora y media de carretera, correspondía emprender el regreso y nos dispusimos a elegir ahora a la 5008 para probar el otro extremo de la gama.

Nos sorprendimos al saber que este modelo está sobrevendido en el país y que la planta francesa no daba abasto para satisfacer la demanda que se generó durante 2017 y que por ello se habían ampliado los volúmenes de producción para enviar más unidades al mercado mexicano.

Bajo esa premisa y quizás considerando a las familias numerosas o que simplemente sus hijos tienen muchos amigos y las mamás se turnan para recogerlos o llevarlos a algunos lugares, se implementa la tan codiciada tercera fila de asientos.

A mí me sorprende cómo los ingenieros franceses se las arreglan para ofrecerla sin sacrificar algunas otras cosas, ya que es sumamente interesante el esquema que utilizan para plegarlos bajo el piso (no afecta la capacidad de carga), para quitarlos si es necesario y ponerlos de nuevo sin complicaciones.

Piensan (asumo yo) que quienes realizarán las maniobras serán mujeres y por eso, además de lo práctico, contemplan que sea ligero su peso.

Como indicamos siempre, esta tercera fila está pensada para niños o adolescentes, un adulto cabe sin problemas pero seguramente no querrá ser nuestro invitado en un próximo paseo. Aunque pequeño, es más cómodo que el de otros SUV que ofrecen esa opción.

La única contra que le vimos es que, sin ser muy altos y considerando el factor espacio en piernas y almacenaje, el asiento está por debajo de la línea de las cabeceras de la fila de adelante, así que quien vaya ahí irá viendo (probablemente) la nuca o el respaldo del asiento de adelante.

Una vez más, cabe destacar la calidad de los interiores, materiales y acabados, así como la tecnología que ofrece y que indudablemente no todos en el segmento lo hacen (o si lo hacen es a un precio alocado).

Peugeot-5008-2017-1024-4f.jpg

En la 5008 tendremos mil gadgets, un techo panorámico, pero sobre todo mucha seguridad y tecnología tendiente a hacerle más fácil la vida al conductor.

Así que no repararemos en la pantalla táctil de 12 pulgadas, pero sí en los sistemas de seguridad pasiva y activa como las seis bolsas de aire, frenado de emergencia, control de pendientes, mantenimiento de carril, control adaptativo de crucero, active safety brake (que detecta obstáculos y frena después de varios avisos) y hasta sensor de punto ciego en espejos. Sin duda, muy completa.

Peugeot-5008-2017-1024-7f.jpg

Las vestiduras de cuero Napa merecen una mención aparte y vale la pena aclarar que, si bien hay algunos plásticos duros, no tienen nada que ver con la sensación al tacto que podemos encontrar en otros autos. A veces, en algunos lugares es preciso poner unos plásticos así y no queda de otra, pero sí está la opción del fabricante de elegir la calidad y aquí es donde Peugeot se lleva el reconocimiento.

Peugeot-5008-2017-1024-4b.jpg
Comparte su plataforma con el 308 y 3008, lo que le permite adaptarse a una carrocería más larga y ancha que no solo ofrece mucha comodidad para todos sus ocupantes sino un manejo muy fino y estable, aún a altas velocidades.

Obviamente, con un motor más grande y más potencia (motor diésel de 4 cilindros de 2.0 litros que dan 180 caballos de fuerza y 295 libras pie de torque) hace que no se sufra de impotencia (en términos automovilísticos).

Y el de gasolina de 1.6 litros aporta 165 HP y 177 libras pie de torque.
Ahora sí que los pasajeros de la fila del medio son los más afortunados al disponer de un gran espacio para sus piernas (respecto de los asientos delanteros) y la posibilidad de reclinar el asiento para ir sentados tan cómodos como en la sala de su casa.

Nuestro copiloto, además de ser bueno para la charla, era muy alto y llevando su asiento casi todo hacia atrás estaba al menos a una cuarta de nuestras rodillas, eso es lo que yo llamo amplitud.

Se ofrece en tres versiones Allure Pack, motor 1.6 litros por $589,900; GT Line 1.6 litros $654,900 y el tope de gama GT Line 2.0 litros, $684,900 (diésel).

Creemos que la oferta que existe en el segmento es demasiado extensa y hasta puede ser abrumadora si uno no se sienta a ver en detalle, pero justamente al comenzar a discernir entre todas las opciones y separar cuáles traen los mejores elementos de seguridad como básico (activo y pasivo), garantía en sus productos, financiamiento, confort, eficiencia, diseño y ya después gadgets, nos queda en realidad un puñado de opciones en donde aparecen como en estampida unos cuantos leones (y seguro uno para ti, dependiendo de lo que busques).

Para nosotros en la revista por ahora, los laureles se los lleva la 3008 porque, compacta, resume todo lo que nos gustaría tener en la cochera.

NBP

CONTRAPUNTO

Si me pidieran resumir en una sola oración lo que ofrece la nueva gama del felino galo, yo lo encontraría facilísimo: “Inteligencia y buen gusto”.
Los terminados son tan gratos, el desempeño tan satisfactorio sin sacrificar el consumo; la estética tan espectacular que francamente no entenderé si los que andan buscando camionetas de alto nivel, belleza y lujo no se lanzan derechito a las agencias Peugeot sin ni siquiera voltear a ver a las de la competencia. Si acaso, lo único que le hace falta a Peugeot es que todo el mundo se entere de lo extraordinario de sus productos hoy en día y de la calidad y garantía que están cuidando como si fuera oro puro.
Yo, personalmente me quedé tan enamorado de la 3008 (nunca antes había sentido tal atracción ¡por una francesa!) que ya no quiero saber de nada ni nadie más.

GN

Anuncios