Advertisements

BMW X3 M40i: Como un buen vino, cada vez mejor.

En el lejano 2003, BMW comenzaba a producir una hermana menor que acompañaría al X5 en la cartera de productos de la marca, buscando ser un complemento en cuanto a lujo y desempeño como lo era el serie 3 al 5.

Históricamente, todos los modelos X3 han sido de tracción integral con una relación de hasta 60 % destinada al eje trasero y el restante 40 % al delantero, para mantener todavía parte del ADN de la marca en su manejo (es decir, impulsión en vez de tracción).

DSC_0337.JPG

Antes de seguir, aclararemos que BMW cataloga a sus productos “X” como Sport Activity Vehicle (SAV o SUV para el resto del mundo) y Sport Activity Coupe (SAC), por eso se los conoce en masculino “el X3, el X5, etc.”. Podemos discutir sobre el sexo del vehículo o, como le dice la mayoría, camioneta.

Habiendo aclarado esto, proseguimos con lo que fueron dos días intensos para asimilar todo lo que tiene esta tercera generación del X3. No es simplemente más de lo mismo, este vehículo que tuvimos a prueba es el primero equipado y con modificaciones provenientes del ala deportiva de la marca, Motorsports.

BMWX3.6.jpg

Emprendimos camino a Guanajuato, donde nos alojaríamos en un viñedo (otrora mina) que está en pleno proceso de crecimiento y consolidación.

Con esto nos permitimos realizar el paralelismo con el X3, que lleva entre nosotros 14 años y así como a la vid le toma un tiempo, esta tercera generación ya está entrando en su mejor época y BMW nos lo hace saber.

Los nuevos modelos empiezan a equiparse con elementos que permean de sus hermanos mayores (serie 5 y 7), esos adelantos tecnológicos se agradecen y realmente quien compre un vehículo de estos los sabrá apreciar.

Dotada con la ya famosa display key, nos permite saber la autonomía del vehículo (en virtud de la cantidad de combustible y consumo promedio, así como prepararlo para que enfríe o temple el habitáculo y varias funciones más, salvo la de autoestacionarse (aún).

DSC_0273.JPG

 

El reconocimiento de gestos en su pantalla de 10 pulgadas sirve para realizar distintas funciones (atender llamadas, cambiar canciones, subir o bajar volumen, etc.), que una vez que lo entiendes, se vuelve natural.

El Active Cruise Control, Line & Steering Control son elementos que forman parte del sistema Personal Copilot y te harán sin duda la vida más sencilla en el tráfico de la ciudad al mantener siempre la misma distancia respecto del vehículo de adelante y en carretera aún más, al añadir la capacidad de mantenerse autónomamente en el carril.

De igual forma, gracias a sus distintas cámaras, permite la generación de una imagen de 360° del vehículo y su entorno para cuando te toca estacionarte en lugares un poco complicados.

DSC_0283.jpg

Trae cosas de serie, que en un X4 son opcionales (es decir, con costo), head up display, cargador por inducción (inalámbrico), faros de led autoadaptables, luz de niebla con led y tres zonas de aire acondicionado; los asientos de la fila trasera también se pueden ajustar y una capacidad de carga ampliada (gracias a un doble piso).

Pero, como saben, si bien apreciamos los gadgets, no es todo lo que nos importa y es por eso que destacábamos una mejora en la calidad de sus interiores, diversos tipos de cuero disponibles, costuras de mejor acabado, más porosas y, en el caso particular de la unidad puesta a prueba, con específicos del área Motorsports como estribos, deflectores, frenos, escapes dobles, diseño de rines y ajustes en suspensión adaptativa, respuesta motor y sensibilidad del volante (que, por cierto, tiene el grosor y acolchonado ideal).

DSC_0314.JPG

Desde que nos subimos, el sentido de amplitud y confort (con los distintos ajustes que permite el asiento) nos brinda una muy buena visibilidad y dimensión del espacio que ocupa; no hay puntos ciegos y su techo panorámico da una mayor sensación de amplitud.

Con tres modos de manejo: confort, eco y sport, pudimos comprobar las cualidades de cada uno en las situaciones que lo ameritaban.

Para salir del tráfico de Santa Fe o entrar a la ciudad, el control de crucero adaptativo, el auto start stop y el modo eco fueron la mejor combinación; para atravesar las ciudades y llegar a nuestro destino en un cómodo modo confort; ya en el modo sport, sacamos toda la caballeriza que se esconde tras su clásica parrilla tipo riñones.

 

En cada uno de los modos se realiza un cambio en la estética del tablero digital, a lo que, como si fuéramos “viejitos” (como Herr Editor, jeje) nos cuesta acostumbrarnos ya que añoramos lo análogo. Sin embargo, nos cayó bastante en gracia. Es como un cambio de vestuario dependiendo de lo que el conductor requiera y, como mencionamos, cada modo tiene un reglaje definido.

Esta parte previa saliendo de la ciudad fue como la selección de la botella, la preparación a su temperatura ideal, una vez descorchada y habiendo esperado a que el vino “respirara” procedimos a dar un pequeño sorbo… ¡y vaya que nos supo bien!

El maridaje estaba ideal… que no, no estamos locos. Imagínense tener un vehículo que hace de cero a cien en menos de 5 segundos, una autopista vacía y en excelente estado, ¡más no se puede pedir!

Sobre su aceleración y torque les puedo decir que es declaradamente adictiva la forma en la que los entrega y que también nos embriaga con sus sonidos del escape, ya sea en aceleración profunda o al desacelerar (especialmente entre las 3 y 4 mil RPM).

Los frenos “performance” cumplen cabalmente y si bien no los sometimos a un régimen extremo, no sentimos durante los más de 400 km recorridos indicio alguno de fatiga.

 

El motor del M40 con seis cilindros que generan 360 caballos de fuerza (tan solo 10 menos que el M2) y 369 libras pie de torque, acoplado a una caja de velocidades de ocho relaciones que funcionan coordinadamente de maravilla.

Simplemente parece no tener fin, puedes salir disparado desde cero y llegar al límite federal en tercera velocidad y todavía te sobran otros cinco cambios; de esa forma puedes doblar el límite federal y todavía te siguen sobrando cambios.

BMW, como las buenas bodegas, prefiere enfocarse en producir buenos productos a simplemente vender volumen; claro, es un negocio y nadie está en esto por caridad, pero aunque las cifras de ventas puedan parecer bajas respecto de sus demás colegas de la industria, podrán ustedes ver en los resultados financieros que las ganancias que generan son superiores a las de los demás. Eso se llama hacer buenos negocios.

DSC_0241.JPG

No hemos tenido oportunidad de probar el Porsche Macan S (al que consideramos como el único rival digno), pero somos lo suficientemente humildes para preguntarles a los colegas que sí. Claro, no a cualquiera, sino a esos que sabemos manejan bien y que dicen las cosas como son, porque solo así nos permitirá emitir una opinión cierta y no a la ligera.

Después de debatir con un par de ellos, llegamos a la conclusión de que, si bien Porsche puede estar un peldaño arriba en algunos aspectos (sobre todo en el precio), el nuevo BMW X3 M40i cumple con lo que se espera y todavía más, poniendo en aprietos a quien encabeza el segmento con ribetes deportivos.

BMWX3.28.jpg

Hasta en papel medido con frívolas cifras el X3 sale bien librado, pero donde realmente importa: en el manejo deportivo, en la capacidad de manejar a altas velocidades con confianza y tomar las curvas como si fuéramos en un sedán deportivo.

Transmite sensaciones de manejo únicas con aplomo, fineza y una gran capacidad que hasta nos hace creer que manejamos bien.

Intentamos inútilmente encontrar el límite y no pudimos, nos quedaron cortas las rectas, se nos hicieron fáciles las curvas y aunque jamás se nos ocurriría, hasta los caminos de terracería, cerros, agua y rutas específicas del WRC (Campeonato Mundial de Rally) fueron fáciles de recorrer.

 

Nos sorprendió cuando nos dijeron que nos tocaría probar en off road las virtudes del X3 y volteamos a ver sus rines de 21 pulgadas con un perfil de 35, pero a pesar de todo nos metimos al agua, vados, arena, terracería, cruces de cañadas, subimos colinas, bajamos sin tocar el pedal de freno por pendientes pronunciadas (gracias al sistema de descenso controlado) y hasta en 3 ruedas quedamos, pero en ningún momento sentimos ese miedo de “aquí me quedé”.

 

El X3 ha llegado bajo el manto del lujo y confort que uno espera (y está acostumbrado) pero seguramente generará un alboroto en el gallinero cuando se den cuenta de las capacidades de manejo deportivo que tiene. Incluso un detalle que nos encantó fue la forma en la que pretensa los cinturones (una costumbre poco rara que tenemos nosotros pero que lo hacemos en forma manual) y que te asegura ir bien amarrado y sin moverte.

Sin problemas demostró que es capaz de llegar a los 240 km/h (de hecho, algunos colegas alcanzaron los 262 km/h) y todavía se sentía que tenía para seguir entregando; pudo tomar curvas a 180 km/h y frenar sin problemas si un camión decidía abrirse sin avisar.

IMG_2118.jpg

El turbo lag es imperceptible, ya que el torque genera un empuje desde abajo en las revoluciones (sobre las 1.500); fabuloso cómo con las paletas detrás del volante podíamos avisarle al resto de los mortales mediante un descenso de cambio y dejar al escuchar al escape que estábamos ahí listos para salir disparados sin importar el ritmo al que viniéramos.

Hasta las recuperaciones y cambios son rápidos y precisos. Ustedes dirán que no tiene nada de extraordinario, pero se olvidan que el X3 no es un auto.

DSC_0302.JPG

Realmente no parece que estamos manejando un SAV, se nota que los ingenieros se aplicaron y con el régimen que la hizo adelgazar 55 kilogramos respecto de su versión anterior mejora aún más la relación peso-potencia (en las demás versiones que se comercializarán).

Podría seguirme extendiendo al respecto, créanme, hay mucha tela de donde cortar y si lo deportivo no es lo tuyo (o no tienes los $1,049,900 que cuesta), está la versión xDrive30iA X Line por $809,900 y para lujos la SDrive 20iA (tracción delantera) que llegará en 2018.

El X3 M40i es el vehículo que tu señora te dejaría comprarte ya que es elegante, trae de todo en equipamiento y seguridad, tiene una gran capacidad de carga, todos los pasajeros van cómodos y tú ni bien tengas chance vas a poder pisarle a placer y devorar curvas y kilómetros de asfalto y terracería sin que nadie se queje.

BMWX3.42

El único problema que le encontramos es que como todo lo bueno se acabó rápido, pero por otra parte, fue la mejor forma de celebrar los 35 años de la Revista, despedir mis 33 años y, al igual que un buen vino, Motor y Volante, un servidor y este nuevo X3 han demostrado que está en su mejor momento.

Nicolás Bachechi Pavone

 

Advertisements
About Nicolás Bachechi Pavone (75 Articles)
Director de Pruebas - Revista Motor y Volante.