Anuncios

KIA NIRO: por este precio, ¿para qué buscar otra opción?

Si quieren que les resuma esta prueba de manejo en un párrafo, les puedo decir que con la llegada del KIA Niro no hay necesidad de andar buscando en el mercado otro tipo de vehículo que cumpla con varias funciones a la vez y que encima sea accesible económicamente.

En cambio, si te interesa saber el motivo de tal afirmación, intentaré detallar los factores que me llevan a elegir al Niro como un auto que, sí me compraría para el uso diario.

1-10.jpg

Encasillarlo implica ubicarlo en el mundo de los SUV o Crossover compactos, en el español de M/V es el de una camioneta chica. Ese segmento que durante el último año ha crecido un 43 % y que, además, cada día hay más opciones para elegir.

Lo primero es que desde el exterior se ve como un auto normal, que desde cero fue creado para este fin y no es un modelo convertido a híbrido (en este caso, no enchufable, sino que regenera por sí mismo para cargar las baterías).

Tiene un motor de 1.6 litros de 4 cilindros (ciclo Atkison) que genera 103 caballos de fuerza y que, complementado con el motor eléctrico, alcanza un total de 145 caballos de fuerza y 195 libras pie de torque disponibles desde el inicio de la banda de RPM, ya que comienza el eléctrico y después, si es necesario, alterna con el de gasolina.

 

Cabe destacar que, a pesar de que tiene modos de manejo, el vehículo automáticamente determinará cuál de los dos usar, así que nos podemos ver usando solo el eléctrico y otras veces solo el de gasolina o desde el arranque el eléctrico y luego alternar al de gasolina hasta llegar a nuestra velocidad crucero y de nueva cuenta volver al eléctrico.

Su peso es de apenas 1,425 kilogramos, que para muchos puede ser demasiado, pero si consideras las baterías, quemacocos eléctrico, un motor eléctrico y la refacción, la relación de peso potencia es todavía a favor de la potencia: 9.8 kilos por cada caballo de fuerza.

Claro, para lograrlo se utilizan elementos de aluminio para aligerar peso en zonas que no afecten la seguridad de los pasajeros (pero que sí absorban la energía en caso de impacto) y en el resto de la carrocería acero de alta resistencia que, además de dar seguridad, brinda rigidez torsional que se agradece ampliamente por la estabilidad a la hora de un manejo dinámico e incluso para que puedas abrir y cerrar las puertas de tu auto, aunque lo pares en una superficie irregular.

 

Incluso desde abajo podemos ver cómo han instalado placas para que haya menos resistencia y se obtenga un coeficiente de fricción menor.

Si hablamos de seguridad, vale la pena destacar que cuenta con 7 bolsas de aire (frontales, laterales, cortina y de rodilla) para conductor y acompañante. No en vano obtuvo 5 estrellas (el máximo) en las pruebas realizadas por el instituto EuroNCap.

Obviamente, tiene sistemas de seguridad pasiva como control de punto ciego (cambio de carril), alerta trasera de tráfico cruzado, control electrónico de estabilidad, frenos ABS, asistencia en pendientes, asistencia de frenado, estabilidad de manejo (monitorea volante y freno cuando el terreno es irregular) y seguro se nos olvida alguno, pero puedes revisarlo en la pagina de Kia Motors México. Creo que queda claro que viene muy bien equipado.

 

Es engañoso, porque se ve pequeño estacionado en nuestra cochera (y realmente ocupa muy poco espacio) pero dentro todos van cómodos y gracias a su altura los topes no son un problema. Vamos, hasta el espacio de carga es suficiente para dos maletas grandes y bolsos pequeños (eso sí, debes quitarle la cortinilla esa que evita que los mirones vean para adentro).

El ajuste de la suspensión hace que realmente nos olvidemos de las calles y eso que trae rines de 18 pulgadas y ese centro de gravedad alto no es un problema en carretera, como pueden pensar.

Pocas veces me toca realizar las pruebas de manejo con pasajeros, pero esta vez era una ocasión especial, como verán más adelante y a un muy buen ritmo de velocidad y tomando curvas, nadie se quejó de sentir feo y menos de la velocidad a la que íbamos.

El Niro se mostró siempre bien plantado, con cero body roll o lancheo y permitiendo en todo momento rebasar sin complicaciones o ir trazando curvas y trayectorias en la carretera sin padecer ni tantito. Es tan bueno en lo que hace, que le montaron las Michelin Pilot Sport 4, que son unas llantas de alto desempeño.

 

Desde el habitáculo tienes una visibilidad excelente, pero sobre todo agradeces que no se hayan olvidado de que por más que quieras ahorrar gasolina, quieres ir en un auto con asientos de cuero, volante y palanca igual, plásticos blandos con materiales de calidad bien ensamblados y con enrases perfectos. Sinceramente, hasta sorprende que traiga asientos eléctricos e incluso con soporte lumbar.

Seguro alguien se quejará porque no trae una pantalla de 22 pulgadas con radio satelital y sepa qué tanta cosa más, pero lo que trae está más que bien, pantalla táctil, información básica, aire acondicionado de dos zonas y hasta un cargador inalámbrico para celular.

Uno pensaría que se buscó eliminar cualquier peso innecesario, pero ahí es donde, como mencionamos antes, entra a jugar el trabajo de los ingenieros buscando la eficiencia en otras áreas, para no sacrificar otras que pueden ser decisivas a la hora de comprar.

Su tanque de combustible puede ser tildado de pequeño, pero, créannos que es más que suficiente. Esos 40 litros te van a rendir más que tu aguinaldo en el buen fin.

sma-si-parroquia9.jpg

Para nuestra prueba de manejo tuvimos asistencia internacional, ya que estaba de visita mi padre y aproveché la oportunidad de que conociera algo más de este gran país y qué mejor que ir a San Miguel de Allende por el día, así que cuatro adultos sin equipaje partimos a la aventura.

A diferencia de otras pruebas, la verdad, nos despreocupamos por ir midiendo cuánto le pisábamos, si prendíamos el aire o si aprovechábamos las bajadas. Nuestra idea, además de disfrutar el manejo, era usar el auto como lo haríamos si fuera nuestro.

1-11-3.jpg

Después de recorrer 570 kilómetros (y pasear a gusto por tan bonito lugar) gastamos apenas 30 litros de gasolina, lo que nos da 19 kilómetros por litro en ese viaje en particular.

Nuestra bitácora al final del período de 7 días fue que, con un tanque de gasolina con uso combinado por la ciudad (con y sin tráfico) y de carretera a velocidades promedio de 140 km/h, recorrimos un total de 850 kilómetros.

Las cifras son impactantes: 21.25 kilómetros por litro; quedamos lejos del récord Guinness que posee el Niro por menor consumo de combustible de 26.9 kilómetros por litro, pero no nos sentimos decepcionados.

El Brigadier General (mi papá, piloto retirado de la Fuerza Aérea de mi país) quedó gratamente sorprendido y lamentó que este tipo de autos no lleguen a Uruguay. Al menos se llevó el recuerdo y hasta una foto junto a él (como las que tiene junto al que fuera su avión de combate allá en la década de los 70).

IMG_9085.PNG

Es increíble ver cómo devoras kilómetros de carretera y tu autonomía se amplía o simplemente cómo puedes ver que aumenta la carga de la batería, si no es mediante el frenado regenerativo, por el motor también.

Te acostumbras al manejo dinámico entre ambos motores (con transiciones imperceptibles) y el auto se comporta como cualquier otro y, en caso de que sientas una respuesta lenta a la demanda de tu pie derecho, solo te queda poner la palanca en sport y verás un cambio notorio en la aceleración y relación de cambios.

 

Por eso, mi premisa de por qué buscar otras cosas cuando en un modelo consigues varios factores importantes: seguridad, estética, tecnología, confort, espacio, buen andar y, sobre todo, un excelente rendimiento de gasolina.

Si 7 años y 150 mil kilómetros de garantía no son suficiente argumento para ti, te lo pongo más sencillo: no verificarás, no pagarás tenencia y te aseguro que tus visitas a la gasolinera serán contadas con los dedos de la mano.

1-6.jpg

La mejor parte es que tienes para elegir la versión LX por $458,400 o la EX por $508,400; no creo que exista hoy en el mercado un vehículo tan completo que te ofrezca tanto por tu dinero.

Pero no me hagas caso, haz una cita en cualquier agencia para una prueba de manejo y luego me cuentas si algo de lo que dije aquí no es cierto.

Nicolás Bachechi Pavone

Anuncios