Advertisements

¿Qué funciona mejor: por delante o por detrás? ¿O por todos lados?

Y bueno, más bien depende de tu estilo de manejo y… de tu presupuesto.

Durante décadas, los autos con la fuerza motriz en las ruedas traseras (impulsión, o sea, que se “empujan a sí mismos”, aunque muchos lo llaman “tracción trasera”) fueron lo que manejaba todo mundo y no por preferencia sino porque era lo único que había.
Y hay una explicación de su popularidad entre los fabricantes desde que comenzaron a fines del siglo 19: es mucho más facil dejar un eje solamente como director del rumbo y el otro solamente como eje propulsor.
Ya bastantes complicaciones tiene hacer virar las ruedas delanteras como para que además las hagas jalar al coche mientras giran.

En este ejemplo usamos un carrito de juguete para mostrar -con sencillez- las diferentes aplicaciones de la fuerza atrás, adelante o en todas las ruedas.

front_and_rear_wheel_drive

En los treintas, a los franceses se les ocurrió (como siempre, si hay una manera de hacer algo mejor o más bonito, aunque resulte endemoniadamente complicado, encárgaselo a los franceses) inventar algo conocido como “juntas homocinéticas” (algo así como una rodilla que se mueve para todos lados).
Asi, el eje delantero estaba encargado de todo y pronto -fábricas y conductores- se dieron cuenta de que podían empaquetar todo junto bajo el cofre, lo que dejaba más espacio bajo el piso y hasta atrás, pero el manejo cambiaba.

traccion
La tracción (el acto de “jalar”) tiende a maximizar la zona de pasajeros de un vehículo, ya que elimina la “joroba” de la flecha cardán que pasa por el interior de un modelo convencional. También es más económico de construir y pesa menos que la configuración típica (con calabazo atrás) y, por consecuencia, reduce el peso de un vehículo que es la forma más fácil de reducir el consumo.

Pros y contras de la impulsión (ruedas motrices traseras)

Aunque la mayoría de los automóviles convencionales ahora están construidos en plataformas (aquí sí aplica lo de plataforma, pues no hablamos de bastidor sino del conjunto de piezas) de tracción, la impulsión sigue siendo la configuración preferida entre los automóviles de lujo y deportivos.

impulsion
El diseño tradicional de motor frontal/ diferencial trasero equilibra el peso del vehículo más uniformemente entre los ejes delantero y trasero, lo que generalmente permite unas cualidades de manejo más precisas. Esto incluye la posibilidad para un conductor experto, de “derivar” (colear) las ruedas traseras a través de virajes cerrados para negociar las curvas más rápidamente. En los de tracción, por contra, el auto se va de narices por tanto peso adelante y porque el eje que va jalando siempre se querrá ir derecho.

1006phr_19_zthe_ultimate_steering_guideundersteer_diagram

Los automóviles con ruedas activas detrás también tienden a sentirse más rápidos en el arranque que los modelos de tracción, ya que el peso del vehículo se transfiere efectivamente hacia atrás, sobre las ruedas motrices, justo mientras acelera, lo que mejora el agarre y apantalla más.

images

Además, una configuración de impulsión también es inherentemente más duradera mecánicamente que la de tracción y hace un mejor trabajo en el manejo de motores más grandes, por lo que es preferible en autos de alto rendimiento y camionetas pesadas y, de hecho, por eso sigue siendo esencial entre los vehículos policiales. Aunque los autos con impulsión tienden a manejarse mejor y pueden diseñarse para circular más cómodamente que los modelos de tracción, la configuración no está exenta de fallas. Para empezar, los autos con impulsión tienden a inclinarse más fácilmente y de forma más abrupta, aunque los modernos sistemas de control del chasís y la tecnología mejorada de las llantas han ayudado a minimizar esta predisposición. Los vehículos de impulsión también tienen más dificultades para negociar pisos resbalosos como nieve o lodo. Mientras están diseñados para resistir tenazmente carreteras secas, se resbalan y resbalan cuando cae la lluvia o la nieve; como mínimo, querrás cambiarlas por un juego M+S para todas las posiciones para mayor agarre. Es por eso que la mayoría de los automóviles y camiones de impulsión ofrecen tracción total (AWD) o tracción en las cuatro ruedas (4×4) para reforzar su agarre sobre carreteras resbaladizas o, en casos especiales, para un agarre excepcional en manejo a alta velocidad.

midengine 4x4

Pros y contras de la tracción (ruedas motrices delanteras)

Los automóviles de tracción (delantera) generalmente responden mejor bajo condiciones climáticas adversas que los modelos con impulsión (trasera), simplemente porque colocan más peso directamente sobre las ruedas motrices. Tirar o jalar en lugar de empujar un automóvil es una manera más efectiva para desatascar un automóvil y ayuda a remediar la tendencia de un vehículo convencional a perder la compostura al entrar en una curva demasiado rápido. Como se mencionó anteriormente, los trenes de fuerza motriz delanteros también son más económicos de construir, ya que combinan el motor y la transmisión en una sola unidad y dado que los componentes pesan menos, los autos tienden a obtener una mejor economía de combustible que los modelos comparables con las ruedas motrices atrás.

En el lado negativo, los autos de tracción son intrínsecamente pesados en el frente, lo que puede afectar negativamente al tomar curvas a alta velocidad. El radio de giro de un automóvil de tracción puede ser más grande que con un modelo de impulsión de tamaño similar porque las ruedas delanteras a menudo no se pueden virar tan agudamente dada la gran cantidad de piezas todas amontonadas ahí. Las llantas frontales, además, a menudo se desgastan más rápido porque hacen todo el trabajo pesado, por así decirlo, de acelerar, mantener la tracción y la dirección, además de también frenar.
Además, algunos autos de mayor potencia sufren una enfermedad de ingeniería conocida como viraje por torsión (torque steer), que tiende a dirigir un vehículo hacia un lado u otro* bajo fuerte aceleración.
(*Hacia el semieje más “débil” porque el “fuerte” avanza más y hace que el coche se vaya para el otro lado).

 

La ingeniería de suspensión moderna ha minimizado este rasgo inquietante, aunque todavía puede ser pronunciada en algunos modelos con, por ejemplo, 300 o más caballos de fuerza. Es por eso que muchos automóviles de tracción con motores más grandes y / o más potentes ofrecen tracción en todas las ruedas como equipamiento opcional o estándar.

impulsion

IMPULSIÓN

todo atras

IMPULSIÓN

traccion

TRACCIÓN

En otro laboratorio hablaremos de cómo manejar unos y otros.

Advertisements