Advertisements

Toyota Prius: Lo esencial es invisible a los ojos

Con la sinceridad que nos caracteriza, comenzaremos diciendo que estéticamente el diseño del Prius no es de los más agraciados (a nuestros ignorantes ojos y escasos conocimientos de diseño).

Así como nos enseñó Antoine de Saint-Exupéry en su más conocida obra “El Principito”, no debemos dejar que la apariencia dicte nuestro pensamiento sobre objeto alguno y es por ello que nuestra prueba comenzó limpiando nuestra mente de prejuicios previos.

Lo primero es identificar a este vehículo como un híbrido de los no enchufables, es decir, la tecnología con la que cuenta permite crear en forma autónoma la energía que luego usará para impulsar sin contaminar, además de aprovechar al máximo cada frenada para regenerar y cargar las baterías.

1 (10).jpg

La vida es una secuencia de hechos entre casuales y causales; nos enteramos en pláticas informales que el proyecto Prius en México estaba siendo seriamente cuestionado, ya que realmente la cultura del comprador promedio mexicano no aceptaba a este modelo como una opción válida y, si le sumamos el escaso apoyo o beneficio que podía implicar a nivel fiscal, no existía una razón lógica para ir por él.

Justo antes de que le dieran cuello, la Ciudad de México (megalópolis) sufre una de las peores crisis ambientales de los últimos tiempos, lo que obliga al gobierno a implementar un plan de emergencia de control de emisiones, llevando a un doble “no circula” que puso en jaque a los millones que se desplazan a diario.

Así que las magras proyecciones de unos cientos de Prius para 2016 se transforman en miles y las agencias no pueden suplir la demanda del vehículo que ahora estaba bajo el foco.

1 (6).jpg

Como siempre recalcan en las presentaciones de Toyota, la marca busca estar en el precio correcto, con el vehículo correcto en el momento correcto y el Prius cumplía con todo esto.

Las circunstancias hicieron que hoy los chilangos vieran con buenos ojos al antes despreciado (sin fundamento) Prius, porque les permitiría circular diario, no pagarían tenencia, no verificarían y sobre todo ahorrarían mucha gasolina.

Forzados o no, muchos dieron un paso al futuro y también a reducir las emisiones de CO2 que se generan diario, las empresas compraron flotillas y hasta encontramos taxis híbridos.

Le ganaron la pulseada incluso a las demás armadoras, porque no todas ofrecían híbridos en sus portafolios y los que sí, simplemente estaban fuera del alcance económico del consumidor promedio.

1 (14).jpg

Su interior no está mal, pero no esperes encontrar el lujo de un Camry o Corolla. Como el resto del vehículo tiene otra idea en mente, es moderno al extremo de incorporar cargadores de celular por inducción, una pantalla grande donde controlar todo y otra horizontal con un montón de información, tanta que hasta te pierdes.

Pocos son los botones y cosas que aparecen en el tablero; una palanca nos permitirá elegir como en cualquier otro auto (entre reversa, neutral y drive), para parking alcanza apretar un botón. También están los botones para elegir el modo de manejo.

Incluso pasa nuestra prueba de la suspensión independiente (claro, es un auto pensado para mercados más exigentes) lo que hace que su manejo al límite sea muy estable y en ciudad aún más cómodo.

En el apartado de seguridad está a niveles superiores (o mejor dicho, lo que esperaríamos) ya que con ocho bolsas de aire asegura proteger a todos los ocupantes en caso de accidente. Incluso EuroNCap le otorgó cinco estrellas (el máximo).

Llegado este punto ustedes se preguntarán: ¿no hablarán del exterior? ¿por qué las formas con esos ángulos tan marcados, las caídas y diseño exótico?

f-117.jpg

A nuestra mente se nos viene el F-117 Nighthawk, el avión furtivo americano que tampoco era agraciado a la vista, pero sumamente eficaz a la hora de pasar desapercibido por los radares enemigos; lo mismo pasa con el Prius, cuyo diseño busca realmente ser eficiente aerodinámicamente (reduciendo el coeficiente).

Nos imaginamos que deben estar cansados de nuestras constantes comparaciones con aviones, pero se amuelan porque nos gustan casi tanto o más que los autos.

Todo está pensado justamente para que el auto corte el aire generando menor resistencia y de esa forma le cueste menos energía el desplazarse, ya su propia tecnología decidirá en virtud del tráfico (o ausencia de) el tipo de propulsión.

Su corazón (con marcapasos) es un motor de 1.8 litros de desplazamiento, cuatro cilindros, ciclo atkinson que, en conjunto con el motor eléctrico, entregan unos muy adecuados 122 caballos de fuerza. En todos los casos, más que suficiente para un uso urbano (principal objetivo) pero a su vez que también sirva para salir a carretera sin sufrir.

1 (13).jpg

Cuenta con varios modos de manejo: el modo EV en el que funciona al 100% eléctrico, el modo eco en donde buscará maximizar el consumo limitando la potencia que entrega y ajustándose a nuestro manejo (si nos mantenemos a cierta velocidad solo usará el motor eléctrico, pero si la excedemos o presionamos demás el acelerador entrará el motor de gasolina); el modo normal, que realmente es igual al anterior (alternancia de motores) pero sin limitantes y el modo power que transforma al auto de tal forma que ya no lo sentimos lento en sus salidas y hasta parece que tuviera más caballos de fuerza.

Cada modo hace que el consumo varíe, siendo este último el que menos ecológico se presentó en las pruebas, pero aun así, por debajo de cualquier auto de gasolina de este tamaño.

1 (1).jpg

Incluso tiene un modo poniendo la palanca en “B” en el que aprovecha aún más las desaceleraciones e incrementa la capacidad de carga que va destinada a las baterías.

La caja de velocidades es acorde a la eficiencia y por eso es del tipo continuamente variable (CVT) y, la verdad, cumple sin problemas su tarea, tanto que si no supiéramos, asumiríamos que es automática.

Quizás los plásticos de los interiores pudieran ser menos duros, tampoco sus asientos están pensados para el confort y dudamos que el cuero sintético aguante tanto como la vida útil del auto. Todo tolerable, pero a lo que sí de plano nos costó acostumbrarnos es a la visibilidad hacia atrás con la caída de la ventana trasera, que dificulta la visión (en lo que uno se acostumbra) en el tráfico.

1 (7).jpg

Bueno, al menos para la estacionada no hay tanto problema ya que tiene cámara de reversa y se agradece bastante. Sin embargo, esa cajuela de estilo gran coupé tiene la ventaja de una capacidad de carga bastante generosa que sin duda agradecerás.

No tiene un gran torque, no hará que seas el primero en salir en cada semáforo ni batirás récords cuando salgas a carretera, pero volverá tu día a día mucho más fácil; el solo hecho de no verificar en ocho años debería ser motivo más que suficiente.

Pero si no alcanzara, la cifra de 3.2 litros cada 100 kilómetros recorridos te debería al menos acomodar en tu silla y volver a leer esta frase. Sí, podrás recorrer 31 kilómetros por cada litro de gasolina. Es por esto que no sorprende que su tanque de gasolina sea de apenas cuarenta y tantos litros.

1 (11).jpg

Así que tú, querido amigo trabajador, que ves al auto como una herramienta más que se limita a llevarte del punto A al B y que es un lujo en tu vida porque te permite evitar el transporte público (deficiente e inseguro), el Prius debería estar entre tus prioridades.

Hoy el resto de las armadoras están por “casualidad” ajustando sus planes de negocios y proyecciones de ventas incluyendo híbridos en sus portafolios , pero por “causalidad” alguien ya se les había adelantado.

El modelo base lo podrás adquirir a partir de los $383,400 y el tope de gama por $451,000 y, con la ayuda de Toyota Financial Services, podrás adquirirlo de tal forma que tu sueño de movilidad se pueda cumplir y no sufras atadura alguna para circular.

 

NBP

Advertisements
About Nicolás Bachechi Pavone (68 Articles)

Director de Pruebas – Revista Motor y Volante.