Advertisements

A prueba: Volkswagen Golf R

El Renacido

Reinventarse es algo que puede sonar fácil, pero no necesariamente quienes lo intentan logran hacerlo con éxito.

Como mencionamos en otros artículos, las siglas GTI no deben ser tomadas a la ligera y mucho menos otras tan especiales como la “R”.

Quienes son fanáticos de la marca tendrán muy presente a uno de los modelos más elegantes y deportivos que se trajeron al país (en forma casi exclusiva) y en una cantidad limitada de 30 unidades.

DSC_0130

Nos referimos al R32, un vehículo de capacidades deportivas extraordinarias, con un V6 y 250 caballos de fuerza y 320 Nm de torque, increíble para la época y que aun si nos ponemos en perspectiva, está a la altura de las exigencias actuales.

Volkswagen México nos sorprendió con una de estas escasísimas unidades que tan solo cuenta con 8 mil km y un excelente estado de conservación; un auto así no podía estar en mejores manos que las de un socio del Club GTI México.

Luego de un show a puertas cerradas en una bodega y de tener nuestro primer contacto con el nuevo Golf R, nos quedamos comiendo ansias a la espera de la prueba en pista.

El nuevo Autódromo de Yucatán tiene menos de nueve meses de inaugurado y sinceramente se lucieron en varios aspectos como el trazado y varias vías de escape. Claro, aún no hay pits, servicios generales y otras tantas cosas a las que estamos acostumbrados, pero sin duda con tiempo se volverá también una referencia.

AY.jpg

Es un circuito técnico con curvas rápidas, ápices tardíos, frenadas fuertes, pero sobre todo, está a nivel del mar y con un promedio de temperatura que ronda los 30 grados centígrados.

Claro, muchos dirán que prefieren hacer pruebas a nivel del mar, pero créanme que también con el calor que reinaba (llegó a marcar 37 grados) también es una prueba para el auto estar a ritmo de pista durante tantas horas sin presentar algo de fatiga.

Y fue así que, después de pasar por dos grupos donde aprendimos un poco el trazado (ya que era nuevo para la gran mayoría de los presentes), se hicieron las famosas caravanas siguiendo al pace car (guiado por un instructor) y se dan vueltas a buen ritmo y se espera que los alumnos apliquen lo aprendido minutos antes (puntos de frenado, cómo tomar la curva, etc.).

Nuestro charrúa, después de esperar pacientemente y sin marearse, por fin pudo ponerle mano al Golf R, ya después de tantas vueltas viendo a sus compañeros haciendo lo propio, estaba listo para darle unas vueltas al circuito.

DSC_0093

La distancia de 3.8 km se hacía poca y hasta corta, las vueltas que dábamos, mientras a un muy buen paso íbamos enlazando una curva tras otra sin salirnos de la trayectoria ideal, pero sobre todo sin levantarle mucho al pedal del gas (o mejor aún, pudiendo pisarle antes).

Una vuelta comienza con una curva a la izquierda que, si venimos lanzados, exige un rebaje de tres velocidades y una frenada decente para poder tomar la curva y mantener el ritmo para conectar con otra izquierda a fondo, una vuelta en U y enlazar unas “eses” para tomar una curva cerrada y salir a la recta opuesta que, con desnivel y pavimento resbaladizo al frenar (pasando el puente), sentíamos cómo se movía el carro pero nunca perdimos el control. Nuevamente una curva técnica a la izquierda, otra de giro más amplio y solo tres curvas más nos separan de la recta. En cada una vamos tomando un ritmo aún mayor.

Los frenos, a pesar de estar en constante exigencia (vuelta tras vuelta), no demostraron fatiga temprana y claro, dependía mucho de quién lo traía, pero durante nuestras pruebas no sentimos eso, quizás no le dimos tan duro o no nos atascamos. Tampoco hicimos show rechinando en todas las curvas, porque el subviraje (es decir, pérdida de adherencia en el eje delantero) estaba a la orden del día con varios.

En su momento les dije a varios colegas y vuelvo a repetirlo, el sistema 4Motion de tracción integral *(4×4) le salvó las papas calientes a varios y permitió que otros tantos nos divirtiéramos aún más buscando un límite que parecía no llegar.

(*Nota del Editor: aunque se cree que 4×4 solo aplica  para vehiculos todoterreno, la verdad es que 4×4 simplemente significa que de las 4 ruedas disponibles, las 4 son motrices). 

El balance del Golf R es muy bueno, en las distintas curvas o “eses”, la transferencia de pesos es de librito y el auto no solo apunta a donde queremos sino que, además, al pisarle sale derechito y sin hacernos feos. Es que aquí entran en juego algunos de los distintos sistemas que trae el auto, como el de bloqueo electrónico de diferencial deportivo, el de control de inercia del motor y obviamente, el control de tracción.

IMG_1026.JPG

Como comentamos antes, la pista es nueva, es decir, tiene aún poco grip o goma (propia de las llantas) así que su agarre es limitado. Dado el lugar y el poco uso tampoco estaba limpia, pero con el correr de las vueltas se va marcando la trayectoria ideal, aunque con tanto calor y los vehículos con llantas de uso en ciudad también sufren una merma en su desempeño.

Puede considerarse algo negativo, pero estas condiciones permitieron una vez más sacar a flote la casta del Golf R y demostrar que aun así uno puede disfrutarlo al máximo. Créanme, del grupo de 30 personas que éramos manejando, el consenso era “qué gran divertida”.

A esta altura ustedes se estarán preguntando, ¿vale la pena? ¿No es muy caro? ¿Qué tiene versus sus competidores directos como el Honda Type R y Ford Focus RS? (Algunos agregan al Cupra R, Subaru WRX STI y hasta el Audi S3).  Me limitaré a dar opiniones sobre el Focus RS, que es el único que he manejado y apreciaciones subjetivas sobre los demás.

En todos los casos siempre digo, ¿qué uso le darás al auto? ¿Es una herramienta para que te lleve del punto A al B o será un jueguete de pista, auto de fin de semana o auto secundario?

DSC_0143.JPG

El RS, como recordarán, nos gustó, pero tiene algunos contras, ya que su suspensión es poco dura, asientos de cubo que a las mujeres no les gustan y es un clutch pesado que puede volverse tedioso para la ciudad. Eso, sin contar su baja altura que nos pone a sudar en cada tope.

Respecto de los demás que no hemos manejado (gracias a las respectivas marcas por su deferencia), entendemos que de nueva cuenta depende de lo que quieras. Si buscas lujo, ve por el S3; si quieres algo más llamativo el TypeR es tu auto, necesitas más espacio el Subaru WRC STI es lo tuyo y si no quieres gastar tanto y no te importa la tracción integral, el Cupra R cumplirá con creces.

Porque el Golf R es hoy en día una opción viable. Primero, a simple vista, es un Golf normal (para muchos puede ser negativo) pero lo vemos como positivo ya que no es tan ostentoso a ojos de terceros, solo llegará con caja DSG de doble clutch de siete velocidades.

La caja que, como recordarán, nos da dolores de cabeza en nuestras cocheras, ha sido renovada y tiene un desempeño en pista que es ideal, sin calentarse y con una precisión y velocidad para subir y bajar relaciones que se agradece.

Motor.jpg

Su motor turbo de 2 litros de desplazamiento con inyección directa (TSI) desarrolla una potencia de 290 caballos de fuerza y 380 Nm de torque, que permite usarlo en tres modos distintos.

Destaca el ajuste de su suspensión de cartuchos adelante e independiente trasera de tipo fourlink o multibrazos, que nos hace pensar que vamos pegados al asfalto por el gran control y precisión que transmite al volante.

WhatsApp Image 2017-10-17 at 14.31.54 (2)

El interior tiene varios detalles como costuras, uso de bordados con la sigla “R”, detalles en carbon touch y hasta las agujas del panel de instrumentos en color azul. Los ajustes del asiento son manuales y, la verdad, no le ponemos un pero.

Habrá quienes digan que es mucho dinero para un Golf, otros que reclamarán que no tiene conjunto de instrumentos digital, ni cámara de reversa, ni sensores delanteros, ni llave de presencia y para ellos les digo que hacen bien porque este auto no es lo que quieren; porque todos esos accesorios se te olvidan desde el momento que sales acelerando a fondo en una curva abierta en pista con el aplomo que solo el Golf R te puede dar.

Incluso si no tienes idea o nunca te interesó correr en pista, este auto te hará ver bien y de seguro te invitará a volverte un asiduo a la pista.

Hay dos límites, el personal, que con el tiempo puede (con base en entrenamiento) ir incrementando y volviéndote un poco mejor al volante y el del auto, que es fijo (por temas físicos); es la conjunción de ambos lo que hace que seas rápido en la pista.

El Golf R parece no alcanzar nunca ese límite (tienes que ser muy grosero o abusivo para ponerte en riesgo) y su balance y veloz caja te permiten concentrarte en puntos de frenado, en trayectorias y en los demás autos.

La compra de este auto estará liderada por entusiastas de la marca y del modelo en particular que verán la posibilidad de acceder a un Golf 3 puertas (¿o eran 2+escotilla? para que no se enoje Herr Editor), para aquellos amantes del desempeño sin sacrificar confort y para los que les gusta correr en pista.

IMG_0919.JPG

Antes que salgan a decir tonterías, esta nota no es un comercial ni nos pagaron nada por escribirla, pero le agradecemos a Volkswagen México por permitirnos divertirnos de esta forma en un ambiente seguro y con un auto que dará qué hablar en todos lados.

Si tienes claro cuál de los cuatro colores es el que más te gusta, ya puedes pasar a cualquier agencia por tu Golf R; solo debes tener $674,900 para poder llevártelo.

NBP

 

Advertisements
About Nicolás Bachechi Pavone (68 Articles)

Director de Pruebas – Revista Motor y Volante.