Advertisements

SEAT LEÓN FR, el equilibrio perfecto para el día a día

A golpe de vista, el Seat León 2017 no es tan diferente del modelo anterior, salvo por cuestiones estéticas como las calaveras, faros y algunos detalles en su parrilla, pensaríamos que estamos frente a un modelo “viejo”.

Y por incomprensible que esto sea para muchos, habla bien de la marca en dos aspectos: el primero es que el diseño previo del vehículo fue tan vanguardista que permite aún a pesar del paso del tiempo seguir vigente y el segundo es que, con pequeñas actualizaciones propias de las exigencias del mercado, sigue ofreciendo un producto que agrada al público al que va dirigido.

Seat-Leon-2017-1-11.jpg

Sobre este último aspecto, vale la pena destacar que, si bien no hemos tenido acceso a modelos como el Ateca o Ibiza, vemos que las líneas de diseño de éstos están claramente en concordancia con este León.

Como mencionamos, los cambios que le han hecho son propios de lo que exige el mercado y además de faros full led, van a poder disfrutar sus compradores de un centro de Info-entretenimiento bastante completo, tanto así que hasta sus redes sociales podrán revisar. Claro, eso no es importante a nuestros ojos, pero tener una buena conectividad cada día se vuelve más necesario para algunos potenciales compradores.

A nosotros lo que verdaderamente nos importa es cómo se maneja y si realmente, más allá de los gadgets, está a la altura de su valor monetario.

La oferta de modelos para el León es de hasta ocho opciones diferentes entre tres versiones: Style, Excellence y FR. Cada escalón va agregando accesorios, potencia y solo hasta el final de la escalera podremos ver un sistema de suspensión acorde a lo que uno espera en autos de este tipo.

Donde han dado un brinco importante es en los interiores; sin duda, se enfocaron en mejorar la calidad de lo que ofrecen para ponerse a la par de sus competidores. Si bien encontramos algunos plásticos de alta densidad (sin resiliencia, inflexibles) son los menos y no de mala calidad. Obviamente, tanto el diseño, disposición y ensamblaje son algo familiar para quienes en algún momento se han subido a un VW Golf.

Destacamos en la versión de prueba (FR) el detalle de costuras rojas, emblema de FR en la parte baja del volante, así como materiales de cuero que demuestran calidad y cuidado en los detalles.

Si bien desde afuera puede parecer insuficiente, ya adentro el espacio interior es muy bueno para cuatro adultos y en la cajuela se puede acomodar todo lo necesario para unas vacaciones.

Su uso en ciudad es confortable para el día a día, no pega en topes y es lo suficientemente compacto para estacionarlo en cualquier lado.

El corazón de estos León varía, como indicamos, dependiendo del modelo y es así que tendremos motores 1.4, 1.8 y 2.0 litros, todos turbo, que darán desde 125 hasta 180 caballos de fuerza.

Para nosotros, los 150 caballos del FR son más que suficientes para el uso tanto en ciudad como en carretera porque, como lo indica el título, es un correcto equilibrio entre una potencia ideal para la ciudad sin que implique un consumo alto, pero lo suficiente para ir a buen paso en carretera aun con tres adultos más. La transmisión, obviamente, tiene mucho que ver y es la vieja y conocida DSG de siete relaciones.

Seat-Leon-2017-1 (15).jpg

El manejo es muy divertido, el poco peso del vehículo, una buena sujeción de los asientos, frenos justos y potencia entregada en forma lineal hacen de la experiencia algo muy divertido, ya sea en carreteras de montaña o en la ciudad.

El consumo de gasolina nos sorprendió, ya que logramos en promedio unas cifras de entre 14 y 16 kilómetros por litro, aunque el mismo tendió a ser menos generoso a medida que el velocímetro aumentaba, pero en nuestra defensa nos agradaron las sensaciones que transmitía y cómo su caja nos hace olvidar nuestra preferencia por los tres pedales.

¿Por qué creemos que este León FR es el equilibrio ideal? Es que, si juntamos por un lado el confort, lujo, precio accesible, economía de consumo y, por otro lado, la posibilidad de un manejo divertido, entendemos que entre los jóvenes (y los no tanto) este modelo debería estar en la lista de opciones.

Seat-Leon-2017-1 (14).jpg

A lo único que le debemos prestar atención es a la suspensión, ya que solo en los modelos más caros (el León FR de 180 HP) veremos un sistema medianamente decente y nos referimos al eje trasero independiente. En ese caso, estamos hablando de casi $400 mil pesos, lo que puede quitarlo de la lista de varios por costoso. Aunque $400 de los grandes, hoy en día, ya no son tanto comparados con lo que cuestan otros en el mercado.

Aquí deberá ponderar cada comprador teniendo conciencia de sus necesidades y pensando qué uso le dará al auto. Si lo piensa correr en serio, tenga en mente que la suspensión independiente atrás (disponible en el modelo más caro) es la mejor para asegurar certeza a la hora de esquivar al burro atravesado -doble cambio de carril (escape y retorno) a altas velocidades. En Escandinavia le llaman “la prueba del Alce”, pero como aquí no abundan, pues… pondremos burros.

Aclaramos, no es que el auto haga feos en las curvas o se sienta mal a altas velocidades; como ustedes sabrán, estimados lectores, un sistema de suspensión independiente permite un mejor desempeño, pero sobre todo brinda seguridad (pasiva, si se quiere, aunque en realidad es la más activa de todas) a los ocupantes.

Entendemos que eventualmente este tipo de accesorios ya no estarán solo para el tope de gama y serán, al igual que algunos elementos de seguridad, algo básico que cada modelo traerá.

Mientras tanto, el SEAT León FR viene a ser el fiel de la balanza y nos pone justo en medio de lo que queremos manejar.

NBP

Advertisements
About Nicolás Bachechi Pavone (68 Articles)

Director de Pruebas – Revista Motor y Volante.