Advertisements

Porsche Macan S en 50 palabras. No, menos, ¡en 100!

Una descripción tan rápida como la camioneta

 

A FAVOR:

340 caballos desde un V6 de 3 litros
¿Cómo? Ah, es que no se le ven los dobles turbos, por eso.

0-100 en 5 segundos
¿Cómo? Con su doble clutch y sistema “launch control”.
Le ronca.

Curvea como Golf GTI: 0-93g (bueno, casi)
¿En serio? ¿Y cómo le hace?
Pues es más sensación que otra cosa, porque el volante es chiquitito y se siente como de juguete. Ah, pero es sorprendentemente espaciosa a lo ancho.

Esta sí se puede estacionar en un WalMart.
Porque la Cayenne es tan grandota que uno nunca le halla.
Está sí. Pero te la miran mucho.

 

EN CONTRA:

Le ronca, pero no se oye.
El escape no ayuda. La ausencia de rugido aburre y no contribuye a la emoción de pisarle.  Debería tener (como el i8 de Béme) un sonido artificial (pero sabroso).

 

2017-porsche-macan-s-4.jpg

Demasiados botones.
Vélos contando porque trae hasta en el toldo. Bonitos pero demasiados.
Se pasan.  Bueno, el “taco” está padre.

 

Lo que cuesta.
Manejamos una de un vecino rico. Ni él puede con los abonos.
Nos dijo “o la manejas ahorita o ya no, porque voy camino a  cambiarla”.

Competencia feroz:
Audi SQ5
BMW X3 M40i
Jaguar F-Pace S
Mercedes-AMG GLC43

 

@PorscheMexico

Advertisements