Advertisements

KIA Soul : Juventud liberada

Todos los jóvenes siempre han querido seguir aprovechar su libertad en el transcurso del pasaje de la adolescencia a la adultez y qué mejor forma que hacerlo conduciendo un vehículo.

Obvio que esto no significa que todos tuvimos la suerte de cumplir 18 y tener un auto a nuestra disposición y así seguramente muchos más. En el mejor de los casos habría uno para uso familiar.

Está claro que ningún joven está preparado para manejar (por mas horas de simulador que tengan), y lo único con lo que se cuenta es con la buena voluntad de algún familiar o amigo que, a pesar de todas sus tareas, siempre tenían tiempo para sentarse a enseñarnos. En el caso de los más afortunados hasta nos pedían ayuda para hacerle el mantenimiento y así aprendíamos todavía un poco más.

Se generaba un culto en torno al auto que nos hacía quererlo, cuidarlo, valorarlo y respetar a quien tuviera uno en condiciones ideales.

IMG_6666.JPG

Hoy, eso es cosa del pasado por muchos motivos y las nuevas generaciones ven a los autos como eso, una cosa inanimada que solo sirve para un fin, trasladarnos de un punto A al B. Claro, también para servir de UBER para nuestros amigos que carecen de locomoción y para no tener que padecer del transporte público.

El auto antes era nuestro confidente, en el que no solo robabas un beso, sino que podías hablar en voz alta, plantear preguntas (esperando te respondiera como KITT), en fin, el auto era nuestro amigo al que cuidabas y hablabas. Esos jóvenes ya están en peligro de extinción.

Todo este preámbulo (o desahogo) en realidad es para que entiendan que las armadoras hoy en día están enfocando sus productos para satisfacer a los millenials (sepa que sean, pero está de moda la palabra y en una de esas quienes nos leen se identifican).

No hablamos de malos productos, sino creados con objetivo distinto al que movía a la industria hace algunos ayeres (no necesariamente tan lejanos).

Hoy en la Ciudad de México (como en tantas otras urbes) la principal necesidad es de movilidad, pero que además sea económica y amigable con el medio ambiente y que tampoco nos deje endeudados como los estudiantes americanos, que terminan de pagar sus créditos escolares cuando se están por pensionar.

IMG_6667.JPG

Y bajo esta premisa es que entran autos como el Soul, que vienen a romper esquemas y buscan generar una simbiosis con el auto para que vuelvas a sentirte que eres uno con él. Sí, ahora parece que estamos todos fumados, pero el nombre de Soul (alma en español) cobra sentido a cada kilómetro que recorremos en él.

Porque llama la atención su diseño, pero sobre todo porque sorprende una vez que los pasajeros ocupan sus lugares, ya que es engañoso en el espacio que le brinda a cada uno, tanto los de primera clase como los de segunda.

Y más sorprende cuando la cajuela realmente es funcional (y hasta con refacción) y no simplemente un espacio donde poner tu bolsa de botana y ya queda justa. En esta cajuela sin problema cabe una maleta por cada uno de los cinco (sí, cinco) ocupantes. Con un túnel de transmisión casi inexistente y un ancho generoso en el asiento de atrás podrás acomodar sin problema a tres personas.

La posición de los asientos permitirá que todos tengan buena visibilidad, principalmente el conductor, quien además contará con postes A delgados y espejos amplios que disminuyen sus puntos ciegos.

Una altura respecto del suelo suficiente para no pegar en topes, pero no tanto que implique un desbalance en el centro de gravedad que comprometa un manejo a altas velocidades.

Es aquí donde para muchos se generará un punto de inflexión terrible, porque no trae su súper pantallota a todo color con HD y todas esas cosas que NO necesitamos pero que igual queremos que traiga.

La complejidad de lo simple, parece contradictorio y es que así debería ser siguiendo la lógica de los millenials. Si es un medio transporte a secas no deberíamos tener tanto gadget y mucho menos guiar nuestra compra basándonos en si lo tiene o no.

Le recuerda a nuestro Director de Pruebas a su padre, cuando sus hijos empecinados en cambiarle su celular le decían que tal o cual teléfono inteligente tenía esta u otra función que facilitaría la comunicación entre ellos (que andan desperdigados por el mundo) y él se limitaba a decir “es un teléfono, para qué debe servir, para hablar, lo demás son accesorios” y para que se den una idea, el móvil en cuestión era un Nokia de esos 1100 rectangulares que traían linterna.

Y tenía razón (no le vayan a decir), si es teléfono para qué quieres hacer tantas otras cosas; claro, hoy en día somos adictos a las aplicaciones que nos permiten en tiempo real comunicarnos mediante otros modos o compartir en redes sociales hasta que nuestro perro ronca.

A no confundirse, el Soul no es austero, pero viene equipado con lo justo que necesitamos, pocos botones para tocar en el volante, una pantalla normal, táctil y fácil de operar y una cámara de reversa que evitará dañemos a nuestro amigo, digo, inversión, digo, medio de transporte.

Su motor está ideal para la ciudad, donde no necesitamos grandes cifras de potencia y torque para estar parados en las interminables filas de tráfico, pero cumple cabalmente cuando se le requiere al ver un espacio libre o en uso en carretera.

De cuatro cilindros y 1,6 litros de desplazamiento, el motor nos entrega 122 caballos de fuerza y 112 libras pie de torque. Esta versión LX puede ser equipada con transmisión manual o automática, ambas de seis velocidades.

IMG_6685.JPG

La opción natural sería la automática para no padecer, pero la manual no desagrada ya que permite jugar un poco más para aprovechar hasta el último de esos “equinos” y además no es para nada cansado su clutch, aun en el tráfico intenso.

Si nos dan a elegir, nos iríamos por la opción un poco más potente de 2,0 litros de desplazamiento con 150 caballos de fuerza y 141 libras pie de torque y aunque pueda ser todavía más tentador para algunos la nueva versión Turbo de 1,6 litros que nos entrega 202 caballos de fuerza y 195 libras pie de torque, les recomendamos establecer sus prioridades y analizar su compra (no porque sea malo, pero si lo que quieres es correr, Kia también tiene otros productos en su cartera que no son tan caros como piensas y te cumplen mejor esa “necesidad”).

Durante los días que tuvimos el Soul no extrañamos nada que otros autos nos brindan, quedamos encantados por la simpleza con la que cumple su función sin llamar la atención, siendo económico en el consumo de gasolina e intentando ponernos en los zapatos de una versión nuestra joven y lo feliz que sería al volante de un auto así.

IMG_6658.JPG

El Soul compagina un poco de todo eso de lo que hablamos, porque sí permite conectar el teléfono y escuchar tu música, pero a la vez te permite moverte libremente por la ciudad sin preocupaciones y a la larga te dará tan buen servicio que querrás tenerlo enceradito y reluciente para conquistar a cualquier fémina.

Nuestros lectores mayoritariamente son personas adultas con capacidad real de compra de autos del segmento medio y alto y, por ende, también son los padres de las nuevas generaciones que son los conductores que comienzan en este vía crucis del tráfico, con necesidad de independencia para vivir al día con sus compromisos, ya sea estudiantiles o meramente sociales.

Estos padres son los que con esfuerzo compran un auto, y éste pagará poca tenencia, hará que los requerimientos semanales para la gasolina sean pocos y con la garantía tanto de servicio como apoyo en el robo de autopartes, este modelo es una excelente idea para primer coche.

Los rendimientos de gasolina promedio rondaron entre 12 – 13 km/l en ciudad y 16 – 17 km/l en carretera (cortas distancias, no viajes largos donde seguro se pueden obtener mejores cifras), lo que nos deja un promedio de 14 – 15 km/l, que son muy decentes.

Porque como padres no quedará afuera la preocupación por la seguridad de sus “niños” y aquí tampoco nos falla KIA porque además de traer frenos de disco en las cuatro ruedas, ABS, control de tracción, estabilidad, monitoreo de presión de llantas y ayuda de arranque en pendiente, trae 6 bolsas de aire en todas sus versiones.

En este último apartado se lleva de calle a vehículos que están aún en otros segmentos y nos dejan pensando, ¿será que este auto es para chamacos o podemos considerarlo también como una buena alternativa de auto familiar para esas parejas que recién comienzan a generar su historia?

Quién sabe, pero con precios comenzando desde los $238.900 (LX manual), $256.900 (LX automática) hasta los $296.100 (EX automática) pensamos realmente que no importa tu edad, si te gustan o no los autos, el Soul es una seria opción a considerar ya que te dará el mejor valor por tu dinero en este segmento (y hasta en el que le sigue).

NBP

Advertisements
About Nicolás Bachechi Pavone (72 Articles)

Director de Pruebas – Revista Motor y Volante.