Advertisements

¿Te acuerdas del TVR?

Ah. Pero a que no sabes quién era Jack Griffith.

Y bueno, en este mundo  tan limpio, tan sensato, tan frugal, tan pacífico y sin temblores, donde las formas y la buena educación cuentan tanto,  como que ver nacer un nuevo TVR resulta contradictorio.

Un coche rasposo, feroz y con mal genio.
Lo que más lo distinguía es que si lo manejabas (o peor, ibas de copiloto) te bajabas con los pelos de punta pero no por el aire sino por venir todo el circuito con el Jesús en la boca.
Y más si se trata de esta versión Griffith presentada en el famoso Festival de Goodwood como un “renacimiento” puesto que la marca originaria de la horrorosa ciudad minera de Blackpool, cambió de manos recientemente tras 11 años de inactividad.

 

2018 TVR Griffith
2018 TVR Griffith

 

Dependiendo de tu edad, podrás recordar a Jack Griffith con su TVR (con motor Ford) corriendo en los 60 o, ya en los 90, al otro con un Rover V8 sacando humo CADA VEZ que arrancaba.

Este nuevo traerá un Cosworth V8 naturalmente aspirado con 400 caballos ingleses (jeje, es que son más rápidos porque practican en el hipódromo de Derby) y caja de 6, manualota, claro.
Con esta hoy ya “rara” combinación  logra los 100 km/h en 4 segundos y en un ratito más llega a una velocidad terminal de 322 (que son 200 millas redonditas).
El motor va en medio y muy abajo, con lo ofrece un centro de gravedad y reparto del peso (50/50) perfectos.

Y ahí viene el preguntón de siempre: ¿y cuánto va a costar?, con lo que nos echa a perder los sueños a todos los demás.

$120,000 dólares, allá en su islita.
Acá en América ya veremos. Y ya deja de preguntar.

 

 

Advertisements