Advertisements

Lotus, Lotus, me suena, me suena…

Evora GT430 Sport

2018-lotus-evora-gt430-sport.jpg

Si ya te imaginabas que a Lotus se le habían acabado las ideas, tenías razón.
Excepto en diseño, porque este Evora está de chuparse los ojos, o bueno, los dedos.

Con su máquina supercargada (turbina de compresión de operación mecánica, no como los turbos cuya operación es a base de gases de escape) en configuración V6 y con 3. 5 litros de cubicaje, logra 315 de máxima, o sea que le pela los dientes al TVR que vimos abajo, aunque apenitas.
Este, al contrario de aquel, usa toda clase de artimañas para exprimir potencia (¿te suena Torsen?) o para agarrarse al piso (110 kilos de fuerza descendente a 300) aunque a esta versión le quitaron los alerones del GT original.
Con lo que se aprecia que se exagera su eficacia. Es más importante el diseño del cuerpo en sí mismo.

2018-lotus-evora-gt430-sport (1).jpg

Con sus 430 equinos logra los 100 en 3.6 segundos y eso que este sí trae caja automática de 6. Como está carrozado en fibra de carbono, pesa apenas 1250 kilos, así que saca tus cuentas cuál es su potencia relativa (hp/kg).

¿Te suena? ¡Te rompe la madre!

El punto es: ¿te gusta? ¿te apartamos uno si nos regalan dos?

 

Advertisements