Advertisements

Lado A Lado: Rio, Accent, Yaris R, Versa y Vento

KIA muestra confianza en su nuevo Rio al proponer una comparativa contra cinco de sus contendientes en su segmento.

IMG_0774.JPG

 

Atendiendo una invitación de la marca coreana, nos presentamos en el autódromo de Amozoc, a las afueras de Puebla, para participar en una serie de ejercicios para conocer las ventajas y desventajas de cada uno de los autos que nos esperaban en la pista.
Creemos que los esfuerzos que hace Kia por conocer el mercado y ofrecer los productos adecuados a cada nivel, así como de facilitar a los analistas (como nosotros) las condiciones para llevar a cabo este tipo de ejercicios, son dignos de aplauso.
Motor y Volante, desde el principio de su historia -por si no se acordaban, en noviembre cumplimos 35 años de difundir información sobre autos- desde su primer número en 1982 incluyó un “Lado a Lado” pues siempre hemos creído que no hay mejor juez que la realidad puesta y manejada frente a frente.

Concienzudamente, las áreas correspondientes de la empresa nos tenían toda la información en todos los renglones, (que aquí reproducimos) así como las unidades y copilotos de apoyo (por cierto, bien preparados y preguntones para atender nuestras opiniones) para facilitar encontrar los datos duros entre los cinco autos participantes. Pudieron ser más -como nos señalaron los funcionarios de marketing- pero se hubiera complicado mucho, además de que los participantes eran bastante representativos, incluyendo a la hermana cuasi-gemela del Rio, el Hyundai Accent (ya verán por qué le decimos “hermana”).

No nos vamos a poner a describir aquí “lo que tiene y trae” cada uno, para eso publicamos las tablas. Lo interesante -y que no se lee en ninguna tabla- son las sensaciones que provoca el manejo de cada uno.
¿Y no es eso lo que queremos saber? Cualquier vendedor de piso – o las tablas- nos dan renglón por renglón los números y medidas. Pero saber qué se siente al pisarle fuerte a cada uno, meterlos a un cerrado trazo de slalom o dar frenazos de pánico, rebotar en saltos y brincos o escuchar ruidos y sonidos, eso solo te lo da la prueba física.

comp1.PNG

Y, lamentablemente, las “pruebas de manejo” en las agencias son en tramos controlados, idealmente escogidos y ante la mirada severa de un vendedor que si le pisas fuerte te alza la ceja o te dice “se acabó su tiempo”.
Porque, aunque un motor aporte 130 caballos y otro 120, a lo mejor el de 120 despega mucho mejor porque tiene más torque o porque la relación de la caja está mejor escogida. O que, aunque dos coches tengan aparentemente lo mismo, como frenos con discos y sistema ABS, a la hora de darle un pisotón al pedal rodando a 100, uno de los dos autos se va derecho y lo controlas fácilmente, mientras el otro parece que se asusta, te avienta la cola y te saca un susto del carambas.

comp2.PNG

Así que concretaremos aquí nuestras sensaciones finales, ya fríamente reducidas a unas cuantas palabras, ya sin casco y gymkhana y lejos del autódromo que siempre emociona y alborota los pensamientos.
Aclaremos algo, antes: estos autos son del segmento más disputado del mercado. La mayoría de los clientes que buscan algo así ya andan escogiendo entre el que les ofrezca mayor seguridad, comodidad, economía y confiabilidad. No son autos de carreras -aunque los ganadores jalan lo suficiente para emocionarte en cualquier paseo- ni tampoco son camionetas de carga. Son sedanes familiares con carrocería de tres volúmenes, equipamientos de confort (y más allá, como ven eso sí en las tablas) y están al alcance de las masas.

KIA-RIO_01  (17).jpg

Y el ganador es… no, no vamos a ponerlo como una tabla, eso sería aburrido. Mejor se los platicamos como ya saben que acostumbramos, como un relato, porque si estás leyendo esta revista es porque te gusta conversar y aprender del tema.
Con razón Kia armó este numerito, ya sabía que el Rio iba a barrer, incluso a su gemela Accent (le decimos gemela porque nos da la impresión de ser la versión femenina del mismo coche, con más aislamientos y materiales más… más… pues femeninos). El Rio contra el Accent, su más cercano competidor se siente más fuerte, más sólido y más claro.

comphyundai

El siguiente es contra el Yaris R, que ya todos sabemos que no es Toyota sino un Mazda2 disfrazado de sedán y este es, por lo mismo, el que más se le acerca al Rio. Su manejo y disfrute al volante es parecido, pero no así su confort ni ausencia de ruidos. La máxima alcanzada -medida con radar- entre ambos fue muy parecida pero se dio más a conocer en el Mazda (que diga, en el Toyota, jeje) acorde a su espíritu y talante más deportivo.

compyaris

Escalones (varios) más abajo, se asoman los que quedan, en este orden: el Versa que ya conocemos de sobra y le conocemos sus virtudes y defectos por arriba y por abajo, nos sigue decepcionando con sus parcas medidas de seguridad y su motor desfalleciente pero a cambio nos sorprendió con un sistema de dirección muy terso y obediente, que destacaba en los virajes severos.

compversa

Y finalmente el Vento, al que seguramente le caerá muy bien una pronta renovación. Es un poco como un mullido sillón para ver la tele, pero al rato aburre. Y la ausencia de equinos se le nota mucho. Será quizá que en la India -de donde viene- igual que las vacas a los caballos también los dejan pastar en paz y se vuelven algo flojos y desanimados. Su ensamble, sin embargo, no estaba nada mal. pero era lo único que podemos decir que estaba bien.

compvento

Muy bien, ahora, fanáticos de los números y cuenta-cositas que usan los dedos para ver cuántas bolsas de aire o cuantos portavasos o cuántas bocinas bla-bla-bla, atásquense con las tablas.
El resultado que encontrarán, igual que nosotros al manejarlos, les quedará muy claro, sin dudar. El nuevo Kia Rio (4a generación y ya hecho en Nuevo León) tendrá el mismo exitazo de todos su hermanos porque está bien conceptualizado, bien ejecutado, bien equipado y bien costeado. Y sí, si lo quieren oír con pelos y señales, Kia cada vez nos sorprende más; mientras más le averiguamos, más le aplaudimos. Y el nuevo Rio es un estupendo ejemplo.

KIA-RIO_01 (20)

 

Advertisements