Advertisements

Ford Focus RS: el Pitufo malvado

No importa por dónde circules o donde lo estaciones, el Focus RS no pasa desapercibido, ya sea por su color (hermoso para algunos y azul chiclamino para otros) o por el sonido característico que hace un motor turbo al desacelerarse.

Mucho entusiasmo escondido en nuestro Jefe de Pruebas que, aunque intentara ocultarlo, se le notaba que estaba aún más contento que con el Mustang GT convertible que probó el año pasado.

Es que para el nuevo “conocedor” no es simplemente más que un Ford caro, pero ustedes sabrán que este RS no tiene nada de común y corriente.

Empezando porque no es un Ford más, en este tuvo participación no solo el área Ford Performance los equipos RS, SVT (Special Vehicle Team) y Ford Racing Global y por más que la marca del óvalo sea un ícono americano, este RS es europeo en su ADN. Como dato, este es el primer RS en venderse en Estados Unidos. Ahí ustedes me dirán…

Desde el momento que lo prendes es un animal, el manejo merece un capítulo aparte con las modificaciones precisas y necesarias que llevaron a lograr algo fenomenal.

Su interior es algo también especial, costuras en azul, emblemas RS, combinación de cuero y alcántara te harán disfrutar mucho cada momento que pases en él, aun si es en el tráfico.

Las notas que emanan del escape te ponen los pelos de punta y la piel chinita, pero a la vez son intoxicantes, ya sea con un rebaje haciendo punta – talón o simplemente llevándolo al límite, es decir, pedal contra el metal.

El torque desde el carro se entrega desde bajas RPM, permitiendo aprovechar casi toda la banda de revoluciones y salir disparado; sin importar la velocidad en la que te encuentres siempre tendrás potencia efectiva. El turbo lag está presente pero no es tan marcado, cosa que se agradece mucho. En la mayoría de los casos, no necesitas hacer un rebaje de velocidad para sobrepasar, alcanza con pisarle al acelerador y, gracias a lo que mencionábamos antes, voilá, ahí tienes lo que querías.

Es increíble el agarre y precisión, no me cansaré de decirlo. Parece no acabarse nunca el agarre, con unas llantas 235/35 de 19 pulgadas que, como no podía ser de otra manera, son Michelin.

Ford-Focus-RS-2016-_-1-25.jpg

Claro, ustedes dirán que con esas butacas Recaro, suspensión dura y un motor que te invita a acelerarlo aun en neutral y correr entre semáforos (que están finamente sincronizados para que no puedas agarrar más de uno en verde), no es un carro para todos los días.

Y ahí es donde podemos decirles que, si bien no será tan cómodo como un Fusion, puedes vivir con eso, solo el creador sabe que el charrúa sin problemas podría vivir con eso todos los días. Porque al final del tiempo, el Focus sigue siendo un auto versátil con 4 puertas y una cajuela. Claro, hay opciones más cómodas, más baratas, menos divertidas y emocionantes.  Pero la vida es una sola.

El corazón proviene de un motor ecoboost de 4 cilindros en línea, 2.3 litros de desplazamiento, que logra generar una potencia de 350 caballos de fuerza y una cifra igual de libras pie de torque. Pesando tan solo 1,500 kg, la relación peso potencia queda en 4.2, que lo pone a niveles de lo que para muchos serían súper deportivos (está por debajo de los 5 segundos en el cero a cien).

Ford-Focus-RS-2016-_-1-27.jpg

Lo que nosotros sí sabemos es que te pega a sus butacas que cumplen su función de sujetarte y evitar te muevas mientras vas tomando curvas a toda velocidad.

La mejor parte para nosotros (el charrúa hablando) es que está disponible únicamente con una caja manual de 6 velocidades. Sí, es lo que muchos llaman “un auto de macho”.

Para todos los que soñamos con ser corredores de rally o vimos las proezas que pilotos de la talla de Carlos Sainz (padre), Walter Röhrl, Didier Auriol, Tommi Mäkinen, Marcus Grönholm, Petter Solberg, Sébastien Ogier, el más grande Colin McRae y hasta Sébastien Loeb (único en haber conducido Ford de todos los mencionados antes), el Focus te invita a querer imitarlos en cualquier camino de grava o tierra suelta.

Ford-Focus-RS-2016-_-1-18.jpg

Soñamos con ser tan buenos en el drift (o sobreviraje controlado, en donde se pierde adherencia del eje trasero ya sea por exceso de potencia, transferencia de pesos o, si es tracción delantera, por usar el freno de mano… por decir algunas formas de lograrlo).

Pero este RS es tracción integral ¿Cómo sería esto? Pues simple, los ingenieros de Ford han incluido en el auto un sistema que facilita la tarea, pero por esto quiero ser claro: la “facilita”, mas no te vuelve Ken Block (ver vídeo abajo), lo que permite de cierta forma es que los controles y sistemas del auto te permitan jugar un poco más sin volverte a meter a raya y de alguna forma distribuir más potencia de un eje a otro. Todo gracias al sistema de torque vectorial.

Así que sí tu plan de compra se basaba en querer impresionar a tu querida y amigos demostrándoles que todas esas horas de videojuegos valieron la pena, déjame decirte que lo que valió desde el inicio fue tu idea.

Claro que lo intentamos, no lo negaremos, salió algo medio decente pero sinceramente no creemos que el auto esté pensado para eso y como nos duele el codo y tratamos a los autos como si fueran nuestros, sentimos innecesario desgastar unas llantas de más de 30 mil pesos a lo tarugo, solo porque sí, porque la única forma de vender tu artículo es quemando llanta y hacer una nube de humo.

Está pensado para probarlo, no en esquinas ni en estacionamientos, sino en una pista donde puedas tomar buena velocidad y tener el suficiente espacio para aprovechar ir de costado.

Ford-Focus-RS-2016-_-1-15.jpg

Nuestro objetivo es probarlo y darles nuestras impresiones, no como nuestros colegas que se empecinan en entregar las llantas ya en las cuerdas de tanto SUBVIRAR. Lo sabemos porque tuvimos que esperar para probarlo, porque cada vez que lo devolvían había que cambiarle el juego de llantas y una de las veces que lo vimos traía las llantas delanteras destruidas.

No somos la reencarnación de Fangio, pero las llantas delanteras las rompes solo si constantemente pierdes adherencia en el eje delantero y el auto se va de “trompa”, es decir, si lo hiciste en pista eres malo y si lo hiciste intentando “driftear” lo único que lograste fueron donas o algún ocho, pero tanto así para romperlas, no vale la pena.

El RS sinceramente te hace creer que eres un buen piloto, porque se maneja bien, apunta a dónde quieres meterlo en cada curva, sin perder el apex (ápice o como Herr Editor quiera ponerle jaja).

Ford-Focus-RS-2016-_-1-10.jpg

Perfectamente balanceado y con una respuesta en la dirección que más de un germano envidiaría, su volante grueso y acolchonado te invita a apretarlo como quien le aprieta a una novia una… mano (no sean mal pensados).

Inspira confianza al conductor, que si más o menos sabe lo que hace, puede ir en busca del límite del auto con mayor seguridad; permitiéndole tomar cada curva un poco más rápido en cada vuelta.

No hicimos las 24 horas de Le Mans, solo dimos unas vueltas en un circuito muy técnico y preciso que tienen en la pista Off Road México, que requiere mucha fineza en el trazado y precisión en el frenado. El resto, como se imaginarán, fue en algunas carreteras repletas de curvas y sin federales, que como esto es voluntario no nos alcanza para andar pagando multas de 7 mil pesos.

Ford-Focus-RS-2016-_-1-16-3286160209-1504284172104.jpg

Sus frenos no podían decepcionar, están a la altura del resto del auto unos discos enormes brembo (350mm) de 4 pistones lo detienen rápido y sin demostrar fatiga; el ajuste de suspensión de la misma forma, eliminando casi por completo el body roll y permitiendo que el auto se sienta bien plantado a tierra a altas velocidades.

Regresando a la “convivencia diaria” con el auto, tiene 4 modos de manejo pensados para cada circunstancia. El normal, como lo dice su nombre, es algo para todos los días que intentará ser económico (si dejas de acelerarlo como se merece), el sport que ajusta no solo amortiguadores y volante, sino también incrementa el orgasmo auditivo mejorando el sonido del escape.

El modo de pista desactiva la mayoría de las asistencias y permite extraer un poco más de jugo del auto, claro, sabiendo lo que haces, si no, tampoco te convierte en Stig. Por último, el ya comentado modo drift, que desactiva todas las asistencias.

Para muchos (me incluyo), lo malo será el precio y con justa causa dirán “por eso me compro uno de marca tal o cual”, pero salvo algunas contadas excepciones, esos otros autos de “marca” no te darán lo que este Focus RS.

Ford-Focus-RS-2016-_-1-8.jpg

Un detalle importante sobre el auto: aunque muchos dirán “¿para qué quiero tracción integral en la ciudad?”, aquí les va lo mejor y es que el sistema le permite enviar a cada rueda la potencia o torque que necesite y también es capaz de desconectar la tracción a las ruedas traseras si los sensores indican que no es necesario (no es un tracción delantera que activa el eje trasero cuando requiere adherencia). Es un sistema complejo de muchas computadoras procesando información y actuando con los distintos diferenciales y embrague para darte, mi estimado lector, mucha satisfacción al conducirlo.

No creemos necesario darles información sobre el consumo de gasolina y cosas similares. La verdad, este tipo de auto se compra para disfrutar y no andar viendo cuánto gasta o deja de gastar. Tampoco hablaremos de los gadgets que tiene, eso lo encuentran en la ficha técnica.

Es caro, aunque todo depende (diría un buen amigo, no es caro, más bien ganamos poco), pero podemos decirles que vale cada centavo, no tengan la menor duda que no los decepcionará.

Ford-Focus-RS-2016-_-1-12.jpg

Nos compraríamos uno, claro, si nos alcanzara. El tema sería elegir el color porque, aunque el azul nos encantó, quizás con el paso del tiempo podríamos cansarnos. Así que mejor el color negro.

Solo nos queda esperar por el nuevo VW GOLF R y el Subaru WRX STI que, al parecer, son la competencia directa de esta bestia. No nos olvidemos del Honda Type R y hasta del Seat León Cupra.

Teníamos pensado hablar del Ford Sierra RS Cosworth, pero será para otra oportunidad porque Herr Editor trae el hacha y tijeras y no nos dejará meterlo en este artículo.

NBP

Advertisements
About NBP (57 Articles)
Director de Pruebas - Revista Motor y Volante.