Advertisements

Suzuki Swift Boosterjet 2018: Nos movió el piso

Hace apenas unas horas que nos bajamos del renovado producto de Suzuki y todavía estamos procesando todo, porque nos puso a pensar (cosa difícil) y a realmente comprender que la lucha en el segmento está poniéndose cada día más difícil para el que no sabe, pero nosotros les daremos las herramientas necesarias para que ustedes puedan tomar la mejor decisión.

Como indica el título, nos movió las bases. En parte, porque para el lanzamiento Suzuki de México decidió tirar la casa por la ventana y organizó una excursión de fin de semana nada más y nada menos que desde Los Ángeles a Ensenada a bordo de un crucero.

Tal cual lo adelantó Herr Editor en días pasados, el Carnival Inspiration es una fortaleza flotante que alberga 2651 pasajeros y 920 tripulantes y con dimensiones similares a las de un edificio.

En esta experiencia poco usual por parte de las armadoras, se logró convivir no solo con personas de la fábrica y corporativo, sino también con las otras “patas de la mesa” que conforman este gran show y que son nada más y nada menos que los distribuidores y los clientes y, entre ellos, los más pasionales como los del Club Swift de México.

Tres cuartos Der  Nuevo Swift.jpg

Sin duda, una alternativa a los típicos lanzamientos que, más allá de agasajarnos de una manera que no merecemos (pero ni modo de negarnos), nos permite conocer las otras caras de la moneda. Sí, ya sabemos que solo tiene dos, (no la hagan de jamón).

Al hablar con los clientes sabes de primera mano cuáles son sus opiniones sobre el producto, qué les gusta y qué no les parece, qué hubiera sido bueno que tuviera y por qué le siguen poniendo eso.

También sus experiencias y hasta “via crucis” en el caso de las idas a servicio, garantías, en fin, el servicio de post venta, que es lo que más preocupa en muchos casos.

Por último, pero no menos importante, son los distribuidores que tienen la última palabra porque realmente son ellos los que saben cuánto se desplazan los modelos dentro del inventario, cuáles son las preguntas más frecuentes en los pisos de venta y también dónde se puede mejorar (calidad o servicio) para que los clientes se fidelicen con la marca.

Nuestro Director de Pruebas regresó muy satisfecho con los intercambios que pudo hacer durante este fin de semana, ya que no hay guiones en estas charlas “off the record” y también con la sinceridad de clientes elegidos mediante dinámicas o hasta los propios distribuidores, que pocas veces tienen la oportunidad de ser oídos en sus reclamos.

Trasero Nuevo Swift.jpg

Vaivenes del océano y alguna que otra bebida espirituosa lograron obtener palabras sinceras y un gran ambiente de camaradería entre todos, incluso también con colegas de medios que, por distintas circunstancias, no siempre se coincide en los eventos o que nuestro charrúa no había tenido el gusto de conocer.

Entrando ya en lo que nos atañe, había mucha expectativa sobre las cosas nuevas que traería esta tercera generación del Swift que nos acompañará al menos hasta 2023 (siguiendo la lógica que la primera se presentó en 2004 y la segunda en 2010).

Este modelo representa el mayor volumen de venta de la marca, es lo que cuadra en la trillada frase (pero muy elocuente, dado el contexto) “buque insignia”.

El Swift fue el diferenciador en 2004, ya que para Suzuki implicó que el modelo fuera el primero pensado para venta a nivel mundial y no solo destinado a ciertos mercados como sucedía con otros modelos.

Prueba de que esta “jugada” de la marca salió muy bien y logró despegarla de la idea de que solo hacían buenos motores de lancha y motos, es que hasta el último trimestre del 2016 en México se habían vendido 47,103 unidades y las proyecciones son que para agosto de 2017 se alcancen las 50 mil unidades. Puede ser poco, pero desde el nacimiento del modelo ya han vendido 5 millones de unidades; todas cifras nada despreciables.

 

Lateral Izquierdo Nuevo Swift.jpgEn la presentación nos hicieron saber los cambios que incluye el nuevo Swift, los obvios estéticos y de diseño que le caen muy bien porque lo hacen ver moderno y atractivo visualmente, sin caer en cosas raras (o muy progresistas) que luego no a todos agradan.

Según su estudio de mercado, el público objetivo para este modelo son hombres entre 18 y 35 años, por ello es fácil comprender por qué es vital que destaque por sus características de manejo más que por otras cosas (como el bajo consumo de gasolina o de emisiones contaminantes ).

En el apartado técnico, destaca una reducción de peso de 100 kilogramos (30 de ellos provenientes del chasis, que comparte con el Ignis), un radio de giro más corto, un habitáculo más cómodo gracias a una mayor distancia entre ejes y, por último, una menor altura que, como saben, ayuda a que el centro de gravedad sea más bajo con los consabidos beneficios en caso de manejo más deportivo (sin que ello implique que ande pegando en los topes como pudimos corroborar en la prueba urbana).

Su capacidad de carga se ve aumentada respecto a la versión anterior (15 % más) y, al contrario de lo que se pensaría, su tanque de combustible pierde 5 litros, aunque con los consumos obtenidos nos demuestra que la autonomía total no se ve afectada. Eso sí, todavía por suerte contamos con una refacción, que se agradece tener en caso de ocuparla y no andar rezando para que no ponchemos una llanta.

Se venderá con dos motorizaciones, una atmosférica compartida con el Ignis de 1.2 litros, 4 cilindros de 16 válvulas, que genera 82 caballos de fuerza y 83 libras pie de torque y que estará disponible para las versiones GLS y GLX, con la posibilidad de optar entre caja manual de 5 velocidades o la CVT que ha sido adaptada para nuestro país (después de ensayos, prueba y error como todas las cosas).

Motor Boosterjet Suzuki

La versión que más atrae es la BoosterJet, ya que este nuevo motor de 3 cilindros y 1.0 litros de desplazamiento entrega 110 caballos de fuerza y 118 libras pie de torque; cifras superiores incluso a la versión anterior y que además, debido a la “dieta” a la que fue sometido el Swift, deja una relación de potencia de 8.59 kg por caballo de fuerza (la deja en niveles de varios deportivos) que nos hace sentirlo muy divertido.

Así que, como resultado de todo esto, tenemos que es más ágil porque pesando menos (945 kg), es más fácil desplazar la masa (de igual manera es más fácil frenarla y más cuando trae 4 frenos de disco y no tambores como otros rivales del segmento); en síntesis, un mejor desempeño, menor consumo y niveles más bajos de contaminación.

En este caso, la caja de velocidad opcional a la manual es automática con paletas al volante para darle al conductor ese plus al manejarlo. Las otras versiones tren una caja CVT.

En nuestra prueba de manejo, exigiéndolo, alcanzamos un máximo 12.5 km por litro, cosa que sin duda alguna se puede mejorar; el “peor” consumo corriéndolo como debe ser rondó los 10.7 km por litro, que tampoco está nada mal.

Trasero Nuevo Swift 2.jpg

Como saben, seremos breves en enumerar todos los accesorios que trae, aunque vale la pena destacar que la versión más equipada trae GPS con datos propios y no los del celular del conductor/usuario, más toda la conectividad de Info entretenimiento (sin importar plataforma móvil) gracias a su pantalla LED.

Faros de niebla, led con lupas y hasta luz diurna de led son algunos de los elementos con los que está equipado. Manteniendo lo planteado con Vitara, se ofrecerá la posibilidad de personalizar en varios elementos el Swift para que cada dueño lo convierta en algo único.

Spoiler trasero y parrillas con insertos de colores son algunas de las posibilidades que los distintos kits pre configurados ofrecen. No cabe duda que este carro va orientado a jóvenes, ya sea para los que van por su primer carro o para los que un poco más grandes, saliendo de la universidad y con su primer trabajo, buscan movilizarse rápido y de manera elegante.

Ya en tierra firme y con los magníficos paisajes de Ensenada, nos preparamos a recorrer una ruta específicamente diseñada para comprobar tanto las virtudes en el tráfico de la ciudad como en carreteras sinuosas.

Desde la salida ya notamos que estábamos frente a un motor picoso y rebelde que, como novia que te quiere se entrega sin reparos, pero no explosivo como caballo desbocado, sino lineal (dentro de lo que cabe para un turbo) y con poco lag.

El volante está forrado en cuero, con un grosor justo y recortado por abajo. Los acabados no son malos, quizás algún detalle que pulir en las uniones de los hules con el techo (nada grave, pero ya saben cómo es de ladilla el charrúa) y de igual forma los materiales utilizados son de una calidad acorde al producto, tela suave en asientos, el relleno tiene memoria y es cómodo. Los plásticos son duros al tacto, pero no de mala calidad.

Interior Nuevo Swift.jpg

La visibilidad y posición de manejo es ideal; el asiento, si bien es de ajuste manual, se puede acomodar hasta en la altura. Por último, nos agradó que tuviéramos la capacidad de ajustar la profundidad y altura del volante, algo que en otras armadoras pasa desapercibido.

Nos gustó cómo transmite el volante lo que va sucediendo y permite con suma rapidez y precisión corregir algún exceso de nuestra parte al tomar las curvas del hermoso Valle de Guadalupe.

Es que nos urge no solo manejar (tanto tiempo en el agua nos oxida), sino que al final de la prueba de manejo nos esperan en un viñedo y, como dice nuestro cardiólogo, una copa (o dos o tres) son buenas para el corazón.

La segunda y tercera velocidad en un recorrido sinuoso se portan a la perfección, permitiendo traer el auto siempre revolucionado y no perder el “boost” del turbo. La relación de las cinco velocidades es la ideal, ni muy cortas ni largas.

Aun a sabiendas que trae una barra fija en la suspensión trasera, el seteo de la suspensión es confortable en ciudad, pero quizás para compensar lo antes dicho es que la hicieron un poco más rígida, cosa que se agradece en carretera. No es lo ideal y sabemos que incluirla incrementa el costo del vehículo, pero quizás en otra versión futura se integre.

Fue simplemente delicioso y gratificante conectar una serie de curvas en la carretera y saber que el carro está siendo llevado al límite, pero que sigue respondiendo firmemente y sintiéndose bien balanceado sin body roll, vamos, que se maneja casi como un kart (aunque esa frase también está trillada).

Reiteramos que el carro empuja y parece no tener límite (bueno, sí las 6 mil RPM) pero para que tengan una referencia, en uno de los pocos tramos de recta alcanzamos de forma segura (la Policía Estatal nos estaba abriendo camino para que, aunque íbamos por una carretera pública, no tuviéramos tráfico) un poco más de 160 km/h en cuarta velocidad a casi 5 mil RPM, lo que nos indica que quizás en quinta velocidad sin problemas llegaríamos a los 200 km/h.

Ahora bien, aunque se puede hacer, no lo recomendamos, porque al ser un auto tan liviano ya empezaría a sentirse esa sensación de flotar (al menos si no vas cargado o llevas algo de equipaje, que no era nuestro caso). El rango de 120 a 140 km/h es ideal para ir a velocidad de crucero y todavía te guardas un resto por las dudas.

Tres cuartos  Nuevo Swift 2.jpg

Lo que no nos gustó fue que el corte del motor es un poco abrupto a las 6 mil, podría ser que llegara a las 5,500 y tuviera ese plus de 500 antes de cortar sin más la potencia.

Quizás no es algo negativo, pero es que siendo un motor que entrega potencia en todo el régimen (desde las 1,500) es fácil llegar a las 6 mil porque no se siente ese punto en donde el motor deja de ser eficiente (sí, todos los motores en cierto régimen dejan de entregar potencia) y, en el caso del Swift, asumimos que está por encima del corte.

¿Qué puede inclinar la balanza de un comprador? Pueden ser las seis bolsas de aire de su nivel tope de gama, los cuatro discos de freno, que sí exista una opción manual, que se lo pueda personalizar y que la versión anterior en las pruebas de EuroNCap obtuvo 5 estrellas. Suponemos que próximamente LatinNCap nos traerá resultados también muy buenos.

Los precios son para la versión base GLS, $224,990 (manual), CVT, $239,990, la versión GLX manual $244,990 y CVT $259,990. Los Boosterjet en $264,990 (manual) y $279,990 (automática).

Como verán, la diferencia entre modelos va escalando exactamente en una proporción de $20,000, que creemos está muy bien planteada y te pone a pensar si tienes chance de irte un escalón arriba.

Ahora la pregunta obligada: ¿cuándo sale la versión Sport? Sabemos que al menos contará con 140 caballos de fuerza y que no sería de extrañar que estuviera disponible en el mercado mexicano para finales de año.

Nuestra lógica, lejos de cualquier fundamento, número, análisis o elemento objetivo, nos dice que debes comprarte el carro que, cuando te bajes, sea con una sonrisa y que inevitablemente te voltees a verlo. Creemos que este nuevo Swift llegó con estas intenciones.

 

NBP

 

#SuzukiMexico @SuzukiMexico #SuzukiSwift #MotoryVolante @MotoryVolante

Advertisements
About Nicolás Bachechi Pavone (61 Articles)
Director de Pruebas - Revista Motor y Volante.