Advertisements

A Prueba

Probamos un nuevo vehículo de Superama, el modelo GT de reciente lanzamiento.

Con acabado negro piano, como han popularizado las marcas más lujosas, el GT se distingue de los carritos grises de sus competidores. Ofrece muchas amenidades de serie, como el portavasos trasero (con portaflorero opcional) y canastilla multiusos frontal.

En la versión europea puede usarse para conectar el celular, pero aquí se lo vuelan.


El detallazo está en el volante, de perfil plano y suave piel endurecida que hasta parece plástico,  que es fácil de sujetar sobre todo en curvas difíciles, como las del Depto. de Limpieza. 


Y a cambio, la marcha firme (en serio, sepa qué le hicieron al tren de rodaje) en tramos de alta velocidad, como frente a la Carnicería, le brindan una estabilidad sorprendente.

La dirección podría ser mas corta y con más “feeling” para saber si está a punto de colearse.

Motor y Volante lo recomienda mucho.  Sin duda, el mejor en su clase aunque, siendo honestos, debería ofrecer mayor conectividad y al menos una bolsa de aire. 

Advertisements