Advertisements

La Importancia del Eje Trasero

No nos cansaremos de recalcar la importancia del eje trasero en todos los autos.

En la mayoría de los casos, las fábricas instalan un eje trasero rígido (o cuando mucho de torsión) que no al no ser independiente en cada extremo, “amarra” a las dos ruedas posteriores y así cuando una pierde adhesión, la otra la sigue en su loca carrera.

Las suspensiones independientes (las delanteras casi siempre lo son, por razón natural al ubicarse el motor en el medio) permiten que cada rueda “se defienda” por su cuenta y así favorecen el control durante situaciones de emergencia como la que vemos aquí, filmada por una cámara sobre el tablero en las inmediaciones de Santa Clarita en California.

El auto en cuestión, un Sentra de hace dos generaciones, tiene una simple viga (como las trabes de los edificios, para que nos entienda) entre las ruedas posteriores, así que al dar un volantazo para “corresponderle” la patada al otro imbécil de la moto, pierde el control y va dar contra el divisor, primero.

Ya rebotando sin control, va y le pega a una pickup (aparentemente Escalade con calabazo atrás, que son PARA CARGA, no para velocidad en autopista) y le da justo también en su eje trasero por lo que ésta también sale volando y volcando sin posibilidad de recuperación.

No hace mucho pusimos aquí también un video de un Jetta (también con eje rígido) que aquí en la autopista de Cuernavaca también venía “jugando carreritas” con unas motos, se le fue, ya no pudo recuperrarlo  y ya cuando se enteró iba de cabeza patinando largo sobre el toldo.

Claro, las fábricas ponen ejes rígidos por baratos, no por buenos; aunque les llamen “semi independiente” (no existe tal cosa, sería como decir que una mujer está “semi embarazada”), no cumplen esa función de CONTROL. Y bueno, si tienes la suerte de que nunca se te atraviese un peatón o se te cruce un tipo que se pasó el alto, ni te enterarás si tu coche lo trae o no. Pero si algún día te sucede, ya ves en el video lo que te puede pasar.

Cuando estés analizando un auto, procura tumbarte ANTES QUE CUALQUIER OTRA COSA “bajo la falda” de la cajuela y observa lo que hay ahí.

Si no hay una separación física entre las dos ruedas ¡cuidado! Aunque ten conciencia que los ejes independientes son más costosos (de fabricar y de montar) y tu coche probablemente te costará más, pero tu vida y la de tu familia vale mucho más.

 

PD: Los créditos del vídeo a quien correspondan y el agradecimiento a Rodrigo por enviarnos el archivo.
Advertisements