Advertisements

Honda Civic Type R

No te vayas a confundir al mirar su tosca apariencia. Su refinamiento es tal que acaba de romper el récord -para un auto de tracción- en el Infierno Verde (Nordschleife) de Nürburgring.

 

Y eso apantalla, no me digas que no. Honda en general ha estado sacando coches bastante aburridos.  Y ese rumor ya le está pegando en las ventas, donde ya casi lo único que se mueve son sus camionetas intermedias.
Había que hacer algo, dijeron los taka-takas.

Y sacaron el Type R.
No es demasiado incómodo para la vida diaria y, si acaso, lo único que puede espantar a los típicos compradores de esta marca es que se ve muy agresivo y rudo.

2017-honda-civic-type-r-first-drive (6).jpg

Y ni tanto. Pero correlón sí es. Y tampoco es demasiado caro (en términos relativos, claro) pues el precio internacional sugerido (en México será otra cosa, ya saben) ronda los $690,000 pesos equivalentes, que lo sitúa en rango con sus competidores Focus RS, Subaru WRX STI y Volkswagen Golf R.

2017-honda-civic-type-r-first-drive.jpg

 

Motor y Volante, ya saben, rara vez se mete a opinar sobre precios; lo que opina es que los precios son actos de comercio y no necesariamente reflejan las virtudes o defectos de un coche.

El coche tiene todo lo que necesita, e incluso te permite jugar al piloto rinconero apagando los sistemas de control y dejando que se colee o se vaya de narices. Todo lo hace y lo hace muy bien. El problema es que sus competidores también y más bien dependerá de gustos (línea, calidad, servicio) así que no deja de ser igual que los otros mencionados, sumándole un pedal de clutch demasiado aguado y con una palanca de 6 cambios también muy ligerita y la sensación final es más de un Grand Touring que de un Gran Turismo. Aunque parezca todo lo contrario, ¿no?

Ah, el idioma que uses hace toooda la diferencia.

2017-honda-civic-type-r-first-drive (1).jpg

Uno siente que el motor de dos litros (306 hp) se empina fuerte desde las 1500 vueltas, pero un segundo más tarde te das cuenta que todavía le faltaba mucho. A las 3000 (y hasta las 4500) ya en serio comienza la fiesta pero entonces, ya en retrospectiva, lo que te había gustado a las 1500 resulta medio fofo.
Y es que el escape no ayuda.  De alguna manera, los japoneses son tímidos a la hora de sacarles rugidos a sus coches (ahhh, con la excepción del Rey 787 de Mazda) y este Type R ya en alta, suena como cualquier cuatro japonés de dos litros, pero haciendo mucho ruido.

Si este es tu estilo ( y abundan los que así piensan) llégale. Nomás que antes date una pasadita por una agencia VW o Subaru. Incluso una Ford.
Y si Mazda vuelve a sacar su Speed, ¡oooohhhhh!

 

@HondaMexico

 

Advertisements