Peugeot Partner Tepee Outdoor

Y ustedes nos dirán que tiene de nuevo este modelo, si bien Partner lleva varios años entre nosotros, y a su vez el Tepee fue presentado en 2014, la renovación de este modelo y algunas circunstancias recientes nos llevan a traerles esta opción a la memoria.

El platillo del éxito proviene de la receta conocida de la Partner, un vehículo de carga que ha tenido un gran éxito tanto en Europa como en América del Sur. Aprovechando esto, Peugeot decidió darle un giro y animarse a competir para satisfacer la necesidad de las familias grandes que buscan una solución práctica, económica y no por ello menos buena.

Peugeot-Partner_Tepee-2016-1024-0e.jpg

Si no llevamos mal la cuenta, son casi dos décadas desde la primera vez que conocimos a un modelo Partner, y esta renovación permite mantenerla aún en la batalla por un puesto en el mercado.

Cambios en la parrilla, faros de led, fascias con contraste de colores, neblineros y algunos aditamentos como sensor de reversa, rines de 16 pulgadas y conectividad (básica) permitirán diferenciarla.

No se olviden que estamos buscando movilidad, practicidad y una solución que no nos lleve al otro lado de la banda de precios, donde se vuelve prácticamente imposible para el promedio de la población, eso sin contar además el consumo de gasolina, mantenimiento, tenencia y seguro.

Aunque parezca que somos cuenta chiles, no es así, escuchamos lo que nuestros lectores y compradores nos comentan y sabemos ponernos en sus zapatos; para muchos un auto es una necesidad y no un lujo; por ello invierten todo y hasta se endeudan para acceder a uno.

La demanda que viene a cubrir la Tepee Outdoor es la de una familia que busca practicidad, confort, seguridad y precio para solucionar sus problemas de movilidad.

Esta versión, la Tepee Outdoor, ofrece nada más y nada menos que capacidad para siete personas, que tiene la particularidad de poder acomodar en forma modular los asientos como así lo crea conveniente, es decir, quitando y poniendo como le dé la gana, algo interesante, puesto que la capacidad de carga de objetos o de pasajeros puede variar a placer.

Es así que se puede abatir la tercera fila y poner maletas hasta llenarle, pero si lo que tienes son hijas, puedes quitar los asientos y llevar todavía más equipaje (de ese que casi no les gusta cargar y que luego salen diciendo “es que no traje nada para este paseo, no venía preparada”.

Pero esto no acaba ahí, no lo de las mujeres sino lo de la Tepee, que te deja sacar de la segunda fila ya sea dos asientos juntos o el tercero de la derecha (aquí reparamos que estaría aún mejor que los dos de la extrema izquierda no estuvieran unidos, para dejar el espacio del medio para pasar hacia atrás, que es de las maniobras más complicadas.

O bueno, si son largos como Herr Editor, lo que pueden hacer para llevarlo cómodo es sacar la segunda fila y sentarlo en la tercera, así puede ir a sus anchas y disfrutando de la vista como si lo llevaran en el desfile de Río de Janeiro saludando.

Peugeot-Partner_Tepee-2016-1024-1c.jpg

Si pensaron que este tipo de opciones era bueno, les contamos que todavía se pone mejor porque los diseñadores han pensado en lo tedioso que es viajar allá atrás y tanto la segunda como la tercera fila están escalonadas en altura para poder ir viendo para afuera y tener una mejor postura.

La tercera fila está pensada para niños, como en casi todos los ejemplos de este tipo de vehículos, un adulto de estatura normal puede soportarlo, pero no es lo más recomendable para un viaje muy largo.

El interior modular puede ajustarse a tus necesidades en muchas formas, tantas como se te ocurran y hasta podrás dejar jugar a tus hijos como si fuera un lego. Como si fuera poco, tienen desde mesa de servicio hasta compartimientos para guardar cosas.

Como consecuencia de cargar 7 pasajeros, la capacidad de carga del maletero es un tanto reducida, aproximadamente 100 litros, así que para ello se dispone de sendas barras en el techo para cargar y poder amarrar maletas o, bueno, si se portan mal, a los pasajeros, suegra, etc.

El andar no es malo, más si consideramos el desarrollo que ha tenido; bastante confortable pero que puede mejorar un poco, pensando principalmente que es un vehículo de pasajeros que se usará en carretera, cargado y que su centro de gravedad poco elevado y cargado no favorece mucho a la estabilidad.

Peugeot-Partner_Tepee-2016-1024-04.jpg

Delante es seudo McPherson y atrás una barra de torsión en H con brazos de control; lo que sin duda ayuda muchísimo es la rigidez propia del chasis.

Bueno, todavía hay cosas muy relevantes a destacar y es que, en cuestión de seguridad, al ser un vehículo europeo (lo arman allá en España), no le han escatimado así que trae bolsas de aire frontales y laterales, asistencias de freno ABS, auxiliar y de reparto. El chasis viene con barras laterales y transversales anti impacto reforzadas.

Sí, todavía hay más, para los que no saben les dirán que apenas con 90 HP se arrastrará y será un suplicio, no tendrán potencia para llevar a los 7 pasajeros y sus maletas… Las burradas que hay que leer y es que el motor turbo diésel sí da menos de 100 caballos de fuerza, pero con el turbo comenzando desde abajo (casi las 1,500 RPM) el empuje que tiene es bestial y jala como si fuera un motor del doble de tamaño.

Es que no deben dejar de recordar de donde viene la Partner, esa evolución no es en vano y para el tema de la carga, es vital tener más torque que caballos de fuerza.

PEUGEOT-PARTNERTEPEE-POSTE-DE-CONDUITE-960x460.png

Ese motor de 1,6 litros permite unos consumos extraordinarios tanto en ciudad como en carretera, que en promedio combinado rondan los 5 litros cada 100 kilómetros; una cifra muy atractiva considerando muchos factores, tanto del traslado propio de una familia tan numerosa en la ciudad (llevar y traer de la escuela, que el club, que el cine, que el partido de futbol, etc.), así como los paseos familiares. ¡Imagínense un tanque que les durara casi 800 kilómetros!

La relación de la caja no es mala, la primera obviamente muy corta y en donde se aprovecha más es en la tercera y cuarta velocidad. Quizás en ritmos de carretera podríamos mejorar el consumo si contara con una caja de seis relaciones, lo que haría bajar las RPM un poco y exprimirle más al motor sin forzarlo.

No den por muerto al León, está vivo y rugiendo, ya que a partir de los $272 mil pesos pueden llevarse un vehículo multipropósitos que les hará la vida más sencilla en el largo y económica en el corto plazo.

 

Anuncios