Advertisements

Hyundai Elantra: La opción fuera de la carta usual

Ustedes se preguntarán a qué nos referimos cuando decimos que esta opción no está en la carta, y es muy básica nuestra respuesta: no muchas personas consideran como primera opción a la marca surcoreana.

Craso error, y eso se debe a varios factores: desconocimiento de la marca, porque no saben qué pasará con la garantía de su carro, porque nadie conocido tiene uno y hasta porque no puede ser que estén tan baratos, algo tiene que haber.

Hyundai-Elantra-2017-800-09.jpg

Como somos a todo dar en Motor y Volante, echaremos un poco de luz sobre algunos de estos temas para que ustedes, nuestros queridos lectores, entiendan un poco más lo que está sucediendo en el mercado mexicano con Hyundai.

Claro, es “obvio” para nuestro charrúa (menos mal que no es musulmán porque ya lo andaría persiguiendo Trump), porque la marca está presente en Uruguay desde 1992 y además de conocerla indica que, desde un amigo, su hermano y hasta el suegro de éste han tenido y nunca les han dado problemas: autos, van, camiones de gasolina o diésel, la marca cumple lo que promete.

Y claro, aquí apenas desde 2014 y para muchos todavía hay un misterio alrededor de la marca; pero es un tema de apertura y mercado, mientras allá se venden hasta veintisiete (¡sí, 27!) modelos distintos (sin contar camiones) aquí sólo llegan siete. Vamos, hasta el Estado ha comprado los vehículos para sus dependencias militares y policiales, entre otras.

Hyundai-Elantra-2017-800-2b.jpg

Pero este reportaje no se trata de las ventas ni de hablar de la que fuera la pequeña Suiza de América, sino de entender porque a veces en el inconsciente hacemos la vista gorda a ciertas cosas porque sí, que tal marca de refresco no, que tal helado no, y por qué no que tal carro no.

Seguro, alguna que otra persona habrá explorado la opción de Hyundai ya que, como dijimos, los precios que ofrecen en sus productos son bastante tentadores sopesando lo que ofrecen.

Hoy en día vemos más de estos carros circulando por las calles, además de responder a la demanda natural de vehículos con mejor seguridad, tecnología, que también ofrezcan un mejor consumo de gasolina, que al ciudadano promedio preocupa con los nuevos costos del preciado líquido y no menor el detalle de garantías, como la de 5 años o 100 mil kilómetros.

La marca surcoreana desembarcó en 2014 en el país. Podemos decir que es “nueva” y eso hace desconfiar mucho al consumidor, algo infundado, si realmente se deciden a conocer el producto.

A eso nos referíamos con tener confianza en lo que producen y literalmente cumplir con lo que ofrecen, porque si bien ahora ya se está poniendo de moda el tema de las garantías extendidas, sabemos de casos en donde los carros se pasan más tiempo aplicándolas que disfrutándolo el dueño.

Hyundai-Elantra-2017-800-0c.jpg

Las primeras impresiones viendo al Elantra desde afuera son muy buenas; su diseño es jovial con corte deportivo, pero a la vez no lo suficientemente alocado como para decir “a esto no me subo”. Vamos, saben de lo que hablamos, esos autos que de plano parece que los diseñaron a hachazos, esos mismos que cada tanto Herr Editor los bota y se los pasa al director de pruebas, el muy mañoso.

La atracción visual continúa más allá del exterior, en el interior tenemos asientos no solo confortables sino también de buen material, plásticos suaves y texturizados. Los contrastes en el habitáculo son muy agradables y hacen sentir a cada uno de los ocupantes muy a gusto; el ángulo de apertura de las puertas traseras es grande, e incluso al que le toque viajar en medio irá cómodo ya que el espacio es muy decente.

Hyundai-Elantra-2017-800-0d.jpg

En cuestión de gadgets e Info entretenimiento no hay de qué quejarse, tiene cosas que son propias de carros Premium: llave presencial, sensores acústicos de punto ciego, cámara reversa, luces led, xenón, una pantalla en donde, además de navegar, podemos conectarnos de varias formas, aire acondicionado de dos zonas, espejos retráctiles. En fin, podríamos seguir, pero no tiene sentido.

A lo que vamos es que para muchos fue sorpresa al ver que un carro “así” traía tantas cosas, tenía buen desempeño y además estaba en un precio descabellado; el consenso fue que la relación valía mucho la pena en caso de compra.

Para nuestro Jefe de Prueba no era sorpresa pues ya estaba familiarizado con el producto, así que se dejó de romances y se enfocó en temas más prácticos y de manejo; ¡caramba, para eso lo tenemos aquí; si no, se nos va a oxidar de no correr!

Hyundai-Elantra-2017-800-07.jpg

El bajo consumo de gasolina, elementos de seguridad activa y pasiva, así como garantía extendida hacen que, junto a un precio razonable, los ojos se enfoquen en modelos como el Elantra.

Lo primero que hizo al subirse, fue quitarle (después de refunfuñar y maldecir un rato en lo que encontraba la opción) la asistencia que mueve el asiento para ascender y descender. Si bien no es chico, con sus 1,73 metros si se sienta correctamente en posición, se dificulta pisar el freno para poner en contacto el coche y que se accione la ment… citada función.

Le agradó mucho el cuero interior, nos quedamos con la duda si era sintético o verdadero porque a simple tacto se sentía muy bien. Luces automáticas con buena iluminación y profundidad de campo, cajuela muy generosa, refacción, el espacio interior amigable y en una combinación de colores muy bonita: azul con interiores beige, muy señorial, al estilo de nuestro viejo Nicolás.

Rápido se dispuso a fijar un curso en la pantalla del GPS, le agradó que no hay demoras y que fuera un sistema bastante intuitivo, puso en marcha el vehículo y salió “hecho la mocha” (un viejo dicho desde la Revolución Mexicana , que significa “tan rápido como una locomotora sin vagones”), despidiéndose hasta que se le acabara la gasolina.

Cierto es que se acabó la semana de préstamo y no volvió, asumimos que sí lo regresó, porque aquí en Guayabolandia, no lo vimos.

Por lo menos, nos mandó su reporte, algo tarde, pero se lo perdonamos porque los demás aquí en casa M/V estamos más ocupados peleándonos con el Mr. Orange.

El auto es sumamente cómodo para el uso en ciudad, el andar es ideal considerando topes, baches e imperfecciones del pavimento irregular. Vamos, el habitáculo es insonoro y lo único que perturba el sonido del jazz es el cubre sol del pasajero que por alguna razón el plástico vibra; es molesto, pero nos permite percibir el ensamblaje y mejor aún el rodaje.

Esto se logra combinando suspensión delantera tipo cartuchos isométricos y mejoras en el sistema trasero de barra de torsión que, si bien en altas velocidades tiende a sentirse poco de lancheo trasero, es razonable ya que no se espera uno vaya probando de esta forma el auto en su día a día.

Pero si llegara a pasar que tengamos que evitar un obstáculo en la calle o carretera, no piensen que perderán el control del auto, todo lo contrario, las asistencias electrónicas como el Control Electrónico de Estabilidad harán lo necesario para mantenernos en curso y si hay que frenar, el ABS descansará en los discos para lograr una distancia menor.
Claro, siempre y cuando la maniobra esté dentro del rango manejable por una suspensión no independiente, que es el precio que se paga a cambio de tantas otras virtudes, para mantener el precio a nivel con sus contendientes.

No siempre se puede todo. Es decir, recordemos que en Uruguay casi no hay montañas así que un eje rígido anda muy bien en las casi rectas carreteras.
Pero acá en la Sierra de la Rumorosa cerca de Mexicali o en Mil Cumbres cerca de Morelia, o sin ir más lejos, por las lagunas de Zempoala donde M/V prueba los coches, el gallo canta en diferente tono.

La caja no es lenta, pero tampoco es rápida… podríamos decir que justa para aprovechar la potencia que tiene el carro, que no es descabellada, son 147hp sólo que los entrega ya al final de la banda de revoluciones. Sin embargo, lo que está muy bien es el torque, que es el que más se siente (y te hace sentir), tanto así que si pisamos a fondo aparece el famoso “torque-steer”.

Hyundai-Elantra-2017-800-33.jpg

Es un motor de cuatro cilindros, dos litros, que da un maravilloso consumo de 16,8 kms. por litro o 5.95 litros cada 100 kms.

Ideal para jóvenes y no tan jóvenes que quieran disfrutar de su experiencia de traslado diaria, en forma segura, económica y no quieran pelearse con su cuenta bancaria. El Elantra es la mejor opción por su dinero porque ofrece lo que algunos autos Premium.

Nos agradó y creemos, más allá de lo nueva que puede ser la marca en suelo mexicano, que realmente es una buena opción que conquistará a varios, porque el producto que ofrece está en línea con lo que varios promitentes compradores necesitan. Y ya se comenzó a fabricar en Pesquería, Nuevo León.

Desde $266 mil pesos encontraremos la versión de entrada y la más equipada no supera los $340 mil; damos por descontado que si compran uno no se arrepentirán, seguro se acordarán de esta reseña y dirán ¡cuánta razón tenían esos locos de Motor y Volante! En TODO lo que dijimos, ¿lo leyó?

Advertisements
About Nicolás Bachechi Pavone (73 Articles)

Director de Pruebas – Revista Motor y Volante.

4 Comments on Hyundai Elantra: La opción fuera de la carta usual

  1. Gracias por el complemento .

  2. Entre las cosas destacadas que tiene: todas las versiones: camara de reversa, 6 bolsas de aire, faros de proyección, control de estabilidad y tracción . Y la versión Limited: piel , quemacocos, led verticales y traseras. Luces direccionales y espejos térmicos.

    A partir de la versión premiun en su pantalla de 7″ se puede conectar celulares via android auto (de fabrica) o actualizarlo a apple car play. reproducción de música via bluetooth y dos puertos USB.

  3. Alex gracias por plantearnos tu inquietud.
    Dejando de lado el tema estético, la diferencia que encontramos principalmente está enfocada en lo que busca satisfacer cada modelo.
    Que queremos decir, tal cual lo plantemos en la reseña la suspensión del Elantra es un poco más laxa y no es independiente, está enfocado para un uso más de ciudad y quizás menos agresivo (que me lleve del punto A al B, y salidas a carretera a buen ritmo).
    El Kia también, pero tiene un “apreton” y ajuste en su rígidez que permite exigirle un poco más.
    Si te gustan las fichas técnicas, encontrarás que irónicamente el Elantra tiene menos HP y más torque que el Forte, Y por ende también cambia su consumo.
    Para serte sinceros solo tuvimos un primer contacto con el Forte y no lo sometimos a las mismas pruebas que el Elantra.

  4. ¿Cuales son las diferencias principales entre este modelo y su equivalente KIA más allá del equipamiento interior y las fascias?, ¿Existe alguna diferencia mecánica de verdad relevante entre el Elantra y el Forte?

Leave a Reply

Your email address will not be published.