Advertisements

Suzuki Vitara Turbo

Hay actualizaciones de media vida que en la mayoría de los casos son estéticas y de implementación de nuevas tecnologías, incremento en temas de seguridad, pero el más importante es cuando involucran mejoras en la motorización.

Y eso es lo que sucede con la Vitara Turbo, estéticamente está, su apariencia no deja nada que desear y en cuanto a la seguridad está a la vanguardia, con 5 estrellas en las pruebas de seguridad del Euro NCAP.

IMG_1457.JPG

En nuestra prueba de la versión naturalmente aspirada, afirmamos que la potencia era acorde y estaba bien para el uso que se le puede dar en la Ciudad de México, ya que los 118 caballos de fuerza son suficientes para desplazar los 1,120 kg.

Claro que con esta nueva versión turbo nos sentimos más que emocionados porque sabemos que esto la hará sentirse aún más ágil y divertida.

Incluso servirá para inclinar la balanza para aquellos que estaban dudosos de las capacidades de esta “pequeña” camioneta.

Es así que la Suzuki Turbo, baja su cilindrada de 1,6 a 1,4 litros y aumenta 20 caballos de fuerza, pero en donde realmente hay que prestar atención es en el torque, que pasa de 115 libras/pie a 4,400 rpm a 162 libras/pie a partir de las 1,500.

IMG_1454.JPG

¿Qué significa esto? Se sentirá mucho más el empuje y la capacidad de carga de la camioneta desde abajo sin tener que esperar a que vaya muy revolucionada para obtener potencia y capacidad de rebasar.

Siendo un turbo pequeño, la cantidad de HP’s son más que suficientes y también eso ayuda a que el lag o demora sea casi nulo. Este mismo posee una válvula que permite abrirse o cerrarse para generar más o menos presión, dependiendo de la necesidad del piloto. Esto se regula mediante una correlación con el pedal del acelerador.

Es de destacar que a pesar de ser más potente, eso no implica que sea más “gastalona”, sino todo lo contrario; este motor “booster jet” de alto torque gasta casi lo mismo que el aspirado y lo mejor es que sus emisiones tampoco se disparan.

IMG_1453.JPG

De construcción ligera y compacta, los inyectores cuentan con aspersores directos en la cámara de combustión que permiten utilizar la cantidad exacta de gasolina requerida volviendo todo el proceso más eficiente.

Por fuera se suman algunos cambios para distinguirla de sus hermanas, siendo las más destacables los rines de color negro y el color de las carcasas de los espejos.

Eso nos da igual, aunque se ven bien, lo mejor es el cambio en los detalles del interior, costuras en volante, palanca de cambios y asientos en color rojo, también los biseles del aire acondicionado en rojo. Así como plásticos oscuros en el tablero (que sí agradecemos mucho ya que no reflejan tanto como las demás versiones).

Lo más importante (y divertido) para nuestro Director de Pruebas, fue poder probar en un ambiente ideal las bondades de la Vitara Turbo con su caja manual de 6 velocidades.

IMG_1459.JPG

La cita para poder exprimirle todo el jugo a la nueva Vitara Turbo fue en las instalaciones de Centro Dinámico Pegaso, lugar ideal para este tipo de pruebas en donde los instructores tenían preparada una serie de ejercicios para demostrar en forma fehaciente la capacidad de vehículo.

Comenzamos las actividades realizando un slalom, en donde pudimos apreciar in situ no solo el buen balance y distribución de peso, sino también la respuesta del volante a las maniobras.

No estaba la caja manual, pero pudimos comprobar el modo sport y las levas al volante para divertirnos y por qué no decirlo, llevarnos un lugar en el podio … créanlo, la Vitara es más capaz de lo que se imaginan, en buenas manos.

IMG_1460.JPG

Seguimos a las pruebas “off road”, en donde volvimos a confirmar que la Vitara tiene en su alma un doble propósito fuera del asfalto de la ciudad. Ojo, no queremos decir con esto que sirve para irse a un Safari en el Sahara, pero créannos que sin problemas gracias a uno de sus 4 modos de manejo, al ponerlo en todo terreno y bloquear el diferencial no tuvo mayores problemas en subir repechos (N. del Ed. ¿qué esperaban? …es uruguayo) con 25 grados de inclinación, meterse en laderas o incluso pasar obstáculos donde dos de sus ruedas quedaran en el aire.

Lo mejor, considerando el buen sistema pluvial de la Ciudad de México, es capaz de atravesar charcos de hasta 30 centímetros sin titubear. (otra Nota del Ed.: precisamente como es uruguayo, no sabe que no es sistema pluvial, sino que Tenochtitlan eran puros canales. Ya se acostumbrará).

IMG_1446.JPG

Todas las asistencias, como el control de tracción, bloqueo de diferencial modo de lodo y hasta para bajar pendientes funcionaron perfectamente como era de esperarse. Así hasta el más incrédulo de los invitados al evento tuvo que tragarse sus palabras.

Volviendo al asfalto nos esperaba, ahora sí, un pequeño circuito de maniobrabilidad en donde la Vitara ratificó su maniobrabilidad y modo sport para exigirla cuando sea necesario.

Respecto de la caja automática, si bien es buena creemos que la opción es la caja manual, ya que permite sentir más viva la camioneta y exprimirle un poco más al motor. Y lo mejor es que el clutch es muy liviano y sería altamente tolerable hasta en el tráfico de la ciudad.

IMG_1444.JPG

Por último y no menos importante, estaba la prueba de frenado con cambio de carril, a pesar de la poca distancia se lograba acceder a una velocidad de 70 km/h para amarrarse y evitar los conos sobre una superficie mojada y pulida.

Consistentemente la Vitara se comportó a la altura y salvo excesos de confianza o errores de cálculo de quien la conducía logró en todos los casos evitar impactar contra los conos y frenar en una distancia sumamente corta.

El instructor nos indicó que pisáramos fuerte el pedal de freno, que si lo rompíamos nos podíamos llevar la Vitara pero, ni con los dos pies logramos hacerlo. Así que, si bien podemos objetar la calidad de los plásticos, no hay nada que decir del resto del vehículo y su ensamblaje.

IMG_1455.JPG

Sin duda, sigue siendo una opción interesante poder acceder a un vehículo turbo de tracción integral, con un alto grado de elementos de seguridad (activa y pasiva) por un precio menor a los $400,000.

Se espera por parte de Suzuki México que el mercado de las Vitara Turbo represente un 20% de las ventas mensuales de la Vitara, algo así como 100 unidades al mes.

Los esquemas de garantía normal se mantienen, es decir 3 años o 60 mil kilómetros y también existe la posibilidad de extenderlos a 6 años o 125 mil kilómetros. Nada mal, eso es tener confianza en sus productos, ¿no creen?

Ahora las malas y buenas noticias, la Turbo “all grip” solo llegará automática, así que si quieren una manual deberán conformarse con la versión de tracción delantera.

Las versiones aspiradas se mantienen GLS y GLX, contando únicamente caja manual de 5 velocidades en el modelo de entrada.

Los precios para las aspiradas van desde los $289,990 a los $344,990 y para las turbo comienzan en los $339,990 hasta los $379,990.

NBP

Advertisements
About Nicolás Bachechi Pavone (68 Articles)

Director de Pruebas – Revista Motor y Volante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.