Advertisements

APPLE DICE QUE SIEMPRE NO…

…y decide que, “como con los coches no se gana tanto como con los iPhones”, mejor cancela su proyectado auto inteligente.

Advertisements

…y decide que, “como con los coches no se gana tanto como con los iPhones”, mejor cancela su proyectado auto inteligente.

Apple anunció (informalmente, como todavía dudando) que abandona su meta de fabricar su propio coche autónomo.

Tras varios meses de disputas internas en cuanto a estrategias, posibilidades y dificultades en su cadena de suministros, la matriz en Cupertino, California optó por “dejar ir” (así le dicen los gringos a despedir a un empleado) a casi todos de los cerca de mil personas que estaban dedicados a su proyecto de un coche autónomo, conocido como “Proyecto Titán”.

Recordarán que Apple trabajaba y promovía el proyecto a todo vapor, pero “no les daban los números”.
O sea, parece que la expectativa del margen de ganancia no les gustó.

Apple -al igual que pocos miembros de la élite de productos de comunicación y computación- está acostumbrada a márgenes de ganancia enormes: 30 a 40% en cada cosa que venden, pues le exprimen hasta el último centavo a sus clientes al tiempo que sus productos NO son más costosos de fabricar que los demás.

Porque los venden como “de nicho”, de igual modo que quien compra un Cadillac paga el doble aunque en realidad está comprando un Chevrolet con vestido de seda, o un Audi que aunque cueste dos o tres veces más no es -en general- mucho más que un VW glorificado.

Pero aun así, la industria automotriz se conforma con márgenes de apenas 10% y esto, a Apple le parece insuficiente.

Google también se espantó y al parecer ya también está metiendo freno a su propio auto.

No es que Apple dé por terminada su incursión en el mundo de los coches, pero si la forma. En todo caso, se concentrarán en sistemas de conducción si bien ya muchos -hasta antes del anuncio- la veían como la que sería una formidable competencia contra Tesla Motors y contra las otras marca de autos que ya también se enfilan al campo eléctrico.

Y pensar que los coches eléctricos pudieron haber sido la regla desde un principio, a finales de los 1800’s, en vez de los de gasolina que -aunque menos eficientes y contaminantes- solo ganaron por una apuesta financiera entre los millonarios de la época (¿le suenan los Vanderbilt, los Carnegie?) que vieron que ganarían más invirtiendo en petroleras en vez de en plantas de generación eléctrica.

Y con eso le dieron en al torre al coche al que hoy, con trabajos, regresamos a reconocer.

Aunque su margen de ganancia resulte demasiado poco para la marca de la manzana.

Advertisements
About NBP (57 Articles)
Director de Pruebas - Revista Motor y Volante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.